Home / Campañas / EL ÚLTIMO LEGADO DE CAMBIEMOS: 40.000 TONELADAS DE BASURA

EL ÚLTIMO LEGADO DE CAMBIEMOS: 40.000 TONELADAS DE BASURA

A veces a las cifras hay que dimensionarlas físicamente para tomar idea de su verdadero significado, dado que por su magnitud son valores que no manejamos cotidianamente, así que:

 ¿Cuánto es físicamente ´40.000 toneladas´­?

Equivalen a la carga completa de los grandes buques que vienen a llevarse los rollizos de madera sin elaborar, conque Bordet genera empleo en China desabasteciendo nuestra industria de aserrío

O a 2.000 contenedores de 40´ (12 metros de largo)  con carga completa.

O a 1.333 camiones con sus respectivos acoplados, cargados hasta el máximo que permite la ley de transporte de nuestro país.

O a una fila de camiones completos que iría desde Gualeguaychú hasta Fray Bentos.

O un kilogramo para cada habitante de nuestro país.

En definitiva una enorme cantidad; y ese es el volumen (40.000 toneladas) que Sergio Bergman, a quién Macri puso a controlar los recursos naturales de nuestro país, como Secretario de Medio Ambiente de la Nación, permitió que ingresaran a nuestro país de basura extranjera cuando eliminaron la prohibición de introducir al país desechos importados, criminal decisión que acaba de ser derogada por el actual presidente Alberto Fernández.

¿Quién controló, esa carga cuando ingresó al país?

No vamos a aburrir con especulaciones, así que sintetizamos: NADIE y afirmamos esto porque hicimos averiguaciones en AFIP/Aduana y nadie supo (o quiso) informarnos acerca de esta ´importación´ Imagínense que si en un Fiat 600 entran 4 elefantes, o algunos cientos de kilos de marihuana (solo como ejemplo, no queremos inspirar a nadie) cuantas cosas raras se puedencargar en 2.000 contenedores. Y no solo estamos hablando de substancias prohibidas, también podrían haber contenido todo tipo de elementos valiosos que hubieran ingresado de contrabando a través de este artilugio. O todo lo que a ustedes se les ocurra imaginar; las posibilidades de introducir elementos de cualquier naturaleza dentro de 2.000 contenedores son prácticamente infinitas, solo es cuestión de imaginación.

Y no solo eso, porque es obvio que la ´basura´ no vino clasificada, ni mucho menos descrita en detalle.   La segunda pregunta es: ¿Aquellos elementos de las cargas que no hubieran sido de utilidad para el ´importador´, o sea la basura de la basura ¿Qué destino tuvo? Porque todos sabemos que en nuestro país los residuos industriales y de cualquier tipo, incluidos los patológicos, no necesariamente tienen el tratamiento que indica la ley, y que habitualmente, por falta de controles, son depositados irresponsablemente en los vertederos municipales.

Y no nos argumenten que Suecia importa basura de Noruega para reciclarla, porque es obvio que aquí no existen plantas de reciclado con la capacidad y volumen que emplean allí

Cuál será el legado de esta herencia adicional que nos deja el gobierno de Cambiemos a los argentinos nadie los sabrá jamás. Es algo tan o más indeterminable que el contenido del medio centenar de cuentas offshore que nuestro ex presidente tiene en Panamá y que motivaron que el Financial Times lo reputara como el ´presidente más corrupto de la historia.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *