Home / General / YPF: LA PEOR NOTICIA PARA LOS ENTRERRIANOS

YPF: LA PEOR NOTICIA PARA LOS ENTRERRIANOS

YPF: LA PEOR NOTICIA PARA LOS ENTRERRIANOS
Fundavida

En vísperas de agotarse los yacimientos de petróleo de alta calidad en todo el planeta las empresas del sector están poniendo su mirada en los yacimientos que lo contienen metido dentro de otros minerales, aunque para extraerlo deban implementar tecnologías temerarias que destruyen los acuíferos, generan mayores volúmenes de gases de invernadero incluso que la industria del carbón mineral y además consecuencias espeluznantes que hasta ahora no han sido suficientemente investigadas.

La EPA, Agencia Estadounidense de Protección Ambiental comenzó a estudiar las consecuencias de esta técnica para el agua potable, los resultados determinaron que, a posteriori del proceso, el agua quedaba contaminada con benceno, que es cancerígeno, entre otras substancias no identificadas, incluso porque las petroleras se niegan a informar con que asocian el agua antes de inyectarla al subsuelo.

Informes de salud en zonas de EEUU próximas a yacimientos en explotación, hay una proporción de asma infantil que llega a 25 por ciento, frente al siete por ciento, de la media nacional.

Además, el gas que se va liberando vía fracking no se puede controlar en su totalidad y puede migrar a la superficie de forma incontrolada y acumularse donde menos se le espera. En varios estados de EE.UU explotaron viviendas particulares incluso calles enteras en lugares cercanos a las explotaciones de shale gas.

La fracturación o “fracking” consiste en inyectar en las rocas de esquisto o pizarra situadas en el subsuelo, a alta presión, una mezcla de agua y arena, que libera el gas atrapado en las rocas porosas. La solución empleada contiene 1 por ciento de sustancias químicas y drogas que no son totalmente conocidas porque las petroleras no lo permiten, pero se apuran a decir que no son contaminantes, aunque todos saben que si lo son.

El método de fractura hidráulica usa enormes cantidades de agua, en realidad, cada pozo casi cuatro millones de litros por año. Pero con este agravante: el agua usada para la fractura se contamina y ya no puede tratarse ni sirva para otra cosa que para obtener más gas y agravar la contaminación.

Inglaterra, Francia, Bulgaria, Rumania y República Checa suspendieron la explotación por este método y ahora es la Unión Europea la que estudia su erradicación total en su territorio.

Mientras tanto aquí los discursos oficiales pretenden hacernos creer que se trata de tecnología de punta que viene a revolucionar definitivamente nuestra realidad.

Miguel Galuccio el CEO de YPF anunció en una conferencia de prensa que viene a “revolucionar del paradigma de la producción de energía” (Sic) lo que a todas luces es un disparate completo porque la única revolución y cambio de paradigma sería transformar nuestra generación a través de métodos contaminantes y destructivos para el medio ambiente en los sustentables, para los que paradojalmente nuestro país esta en condiciones inmejorables.

El gobernador Urribarri no se le quedó atrás cuando declaró: “estamos cada vez más cerca de hacer ingresar a la provincia en esta nueva era energética que se viene en la Argentina”

Y finalmente el senador Jorge Ghirardi (PJ, Villaguay), pretende “declarar de interés legislativo la exploración y el potencial aprovechamiento de Reservorios de Gas no Convencional (RGnC), también conocidos como ‘gas de esquistos’ (shale gas) o ‘gas de arenas compactas’ (tight sands gas), disponibles en el subsuelo de la provincia de Entre Ríos”.
Mas adelante propone “apoyar la promoción al desarrollo científico-tecnológico nacional y provincial, así como la capacitación de recursos humanos, en especial en ingeniería y manejo del agua, y otros desafíos clave que plantea desarrollo del GRnC para alcanzar resultados óptimos a mediano y largo plazo”.

Inglaterra, Francia, Bulgaria, Rumania y República Checa han decidido suspender la explotación de sus yacimientos por motivos ecológicos. La Unión Europea está sintiendo la necesidad de pronunciarse en el mismo sentido pero se ve entre dos fuegos.

Y aquí nos quieren vender estas temerarias tecnologías como novedosas y revolucionarias, los entrerrianos tenemos la palabra y no queda mucho tiempo para poner freno a esta locura del fracking.
www.fundavida.org.ar

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *