Home / General / URUGUAY: VECINOS DESESPERADOS POR LA FUTURA DESTRUCION DE PUEBLOS POR EL «TREN DE UPM»

URUGUAY: VECINOS DESESPERADOS POR LA FUTURA DESTRUCION DE PUEBLOS POR EL «TREN DE UPM»

Preocupación de vecinos de Progreso por las obras del Ferrocarril Central

El consorcio Grupo Vía Central, encargado de ejecutar la obra del Ferrocarril Central que unirá Montevideo con Paso de los Toros y que será utilizado por la fábrica de pasta de celulosa UPM, ya no solo genera incertidumbre en la población sobre los potenciales riesgos que implica el pasaje del tren por la ciudad sino también la inquietud en los vecinos que se ven afectados durante la fase de ejecución de las obras debido a la proximidad de las viviendas con la vía.

obra-tren-paredesweb.jpg

El aumento del nivel de inmisión sonora ante la presencia de maquinaria pesada y el transporte de materiales sumado a la preocupación por los posibles daños en sus viviendas son algunos de las denuncias que realizan los vecinos. De hecho en algunos pueblos, ciudades y barrios donde la empresa constructora se encuentra trabajando han ocurrido inconvenientes que afectan la vida cotidiana de la gente y hasta en algunos casos provocan daños en sus viviendas que sufren las consecuencias de las obras como ocurrió la pasada semana en Paso Molino cuando la pared de una casa que estaba en proceso de demolición cayó sobre una vivienda lindera y le provocó graves daños. Además, un niño de doce años y su madre resultaron levemente heridos pero afortunadamente están fuera de peligro.

El asesor del Ministerio de Transporte Andrés Capretti dijo que la responsabilidad de lo sucedido corresponde a la empresa que trabaja sobre los terrenos expropiados para la construcción de la vía del tren: «Son unos padrones que se entregaron a la empresa constructora del Ferrocarril Central, que es quien tiene responsabilidad por esta situación, y aparentemente por lo que dicen los ingenieros no se podía prever el hecho de la caída de la pared que estaban tirando hacia el otro lado», explicó.

A su vez, el propietario de la pizzería que funcionaba en la casa de la familia dañada por el derrumbe adelantó que iniciará acciones legales contra el responsable del derrumbe ya que consideran que lo que ocurrió fue una negligencia.

«Hay que reparar a los vecinos y reparar a las familias. Nos pusimos en contacto con la empresa y tendrán que hacerse cargo, por supuesto», aseguró Capretti.

Consultado sobre si se le pondrán sanciones a la empresa, remarcó: «Tendremos que determinar con el área jurídica».

Los vecinos de la zona están conmocionados por este hecho y aseguran que denunciarán a la empresa constructora; además reclaman que se tomen medidas. Según cuentan los testigos del barrio, ya habían denunciado 4 veces a la empresa que las casas linderas a la demolición estaban “vibrando” y que se estaban por caer.                                                                                                                           

Desde el Ministerio de Transporte y Obras Públicas reconocieron que la empresa constructora «hizo mal» la demolición y deberían hacerse cargo de los daños causados a la familia que vive en el predio lindero.

A nivel local a través de Progreso al día vecinos de la calle “Del Medio”, antes conocida por Paz Aguirre o Palmas; también denunciaron los ruidos molestos y las vibraciones en sus viviendas que provocan las obras y aunque todavía no se ha constatado ningún daño en las mismas, existe mucha preocupación por la proximidad que las máquinas trabajan de sus casas.

 “Estamos muy preocupados por las vibraciones que provocan las maquinarias pesadas…”

La vecina Marina Carriba brindó su testimonio y relató lo que significa convivir diariamente con las obras y además manifestó su preocupación por los daños que la misma puede ocasionar en su vivienda.

P.al Día- ¿Cuál es la situación que están viviendo los vecinos en esta zona?

Marina Carriba- Estamos muy preocupados por las vibraciones que provocan las maquinarias pesadas; la maquina que produjo más vibración fue el pisón (compactadora) que pasó varias veces y temblaba todo; también están los camiones que son los que llevan la tierra que son muy pesados y van y vienen todo el día. Yo trato de cerrar todo porque parece que las aberturas se van a salir de escuadra, tengo un galpón que da contra la vía y tengo miedo de que se fisure por el movimiento.

P.al Día- Además de eso también provoca perjuicio a los vecinos por el polvo y el ruido que generan las máquinas…

Marina Carriba- Así es, el otro día me tuve que ir a sentar al frente porque dentro de casa me dolían los oídos de la vibración, además es tremendo el polvo que entra y eso produce malestar en las vías respiratorias por eso trato de tener todo cerrado; tengo mascotas en el fondo y corrían por todo el patio de tan asustadas que estaban. Incluso remueven piedras o terrones duros que pueden pasar para este lado.

P.al Día- Además en esta cuadra viven muchas personas mayores que quizás estén acostumbradas a descansar en la tarde…

Marina Carriba- Claro que sí, mi mamá tiene 90 años, ella duerme su siesta y todo esto molesta mucho en ese sentido. Lo peor es que esto recién empieza, la obra va a llevar mucho tiempo, todavía tienen que preparar el suelo para que soporte el peso del tren, a veces encuentran agua y tienen que seguir excavando.

P.al Día- ¿A qué hora comienzan a trabajar?

Marina Carriba- A las 7 de la mañana ya empieza el movimiento y terminan como a las 18 horas; están todo el día, incluso trabajan hasta los sábados. Van y vienen, a veces están trabajando más allá, otras más acá.

P.al Día- ¿Ha habido cortes de luz a raíz de estos trabajos que se están realizando?

Marina Carriba- Sí, algunos cortes de energía fueron por el vandalismo a una subestación de UTE pero la mayoría fueron por las obras; esas cosas también deberían avisarlas con tiempo cosa que no ocurrió. 

P.al Día- ¿Han hecho alguna expropiación en esta zona?

Marina Carriba- En esta cuadra no, solamente expropiaron la sede de AJUPEPRO (*). Creo que si ya no han expropiado no lo van a hacer ahora.

P.al Día- ¿La empresa les informa acerca de qué tipo de trabajos se van a realizar y las máquinas que van a trabajar para que los vecinos tomen ciertas precauciones?

Marina Carriba- No, nadie viene a avisarnos nada pero nos gustaría que la empresa nos tuviera al tanto de las obras que se van a realizar o que tal o cual maquina va a pasar para que uno tenga más cuidado.

P.al Día- ¿Qué sucedería en caso de que se constate algún daño en alguna estructura?

Marina Carriba- Supongo que tenemos derecho a reclamar porque ya ha pasado en otros lugares. Incluso cuando estuvieron en Rotary Club nos dejaron un contacto; fueron muy amables en ese sentido.

P.al Día- ¿También le preocupa lo que sucederá cuando finalicen las obras y comiencen a circular los trenes?

Marina Carriba- Sí porque cuando hicieron la reunión no nos dieron certeza de nada y hubo preguntas que quedaron sin responder porque ni ellos mismos sabían las cosas. Dijeron que el tren vibraría menos pero hasta que no comience a circular no lo vamos a saber.

P.al Día- ¿En este tramo iría doble vía?

Marina Carriba- Al parecer en esta parte que es la más ancha irían tres carriles pero no se hasta donde llegarán. Incluso acá cuando estaban las anteriores vías había un desvío. Además en esta parte se construiría un muro de tres metros por tanto ya no tendríamos salida hacia el fondo como tenemos ahora.

P.al Día- ¿Usted está a favor del proyecto más allá de las molestias que implican las obras?

Marina Carriba- Es un progreso que no lo podemos evitar, además ya está programado y sinceramente no sé que tanto beneficio nos va a dar a nosotros como país; lo que sí creo es que no debería pasar por las ciudades. Esperemos que también vuelva el tren de pasajeros que era una ventaja porque le daba vida a muchos pueblos y además era un medio de transporte accesible.

“El pisón te taladra los oídos y te mueve toda la casa…”

En tanto la vecina Alicia Vázquez también se mostró preocupada por la situación y aseguró que la obra perjudica a los vecinos en todos los sentidos.

P.al Día- ¿Cómo le afecta las obras que se están llevando a cabo aquí en la zona?

Alicia Vázquez- Es horrible, nosotros siempre nos sentábamos en el fondo a tomar mate pero eso se terminó, ahora nos venimos para el frente porque llegó un momento que la maquina estaba tan cerca que me parecía que se me iba a caer todo encima, además el pisón te taladra los oídos y te mueve toda la casa sumado al ruido de los camiones que son los que se llevan la tierra.

Cuando hay viento el polvo se te viene encima, la obra también implica cortes de luz, por tanto nos perjudica en todos los sentidos.

P.al Día- En este momento la máquina se encuentra trabajando a varios metros de su vivienda sin embargo el ruido es impresionante…

Alicia Vázquez- Es todo el día así y si esta maquina te impresiona (retroexcavadora) con el pisón (compactadora) uno se asusta de verdad. También pasás muchos nervios porque al mínimo error te tiran un pedazo de tu casa. Los que manejan esas maquinas deben tener una gran capacidad porque todavía no puedo creer que no me hayan tirado nada. El brazo de la maquina pasa a medio metro del muro que da para la vía y mi hermano tiene el dormitorio al mismo nivel. Supongo que en este tramo irá doble vía porque es demasiado el ancho que tiene.

P.al Día- ¿Ha notado alguna grieta en su propiedad?

Alicia Vázquez- El muro se agrietó más de lo que estaba pero no puedo saber si fue producto de la obra o no. El parrillero que está al fondo sí se rajó. Igualmente antes de comenzar las obras ellos vinieron y sacaron fotos dentro de la casa para que en caso de alguna rotura la pudieran comprobar.

P.al Día- ¿Teme que su vivienda se vea afectada?

Alicia Vázquez- Sí porque la mayoría son construcciones antiguas, la mía tiene más de 80 años pero trato de no afligirme porque esto recién está empezando así que va para largo y no sé lo que nos espera. La vida tiene que seguir y no te podés amargar demasiado. Además es algo que no lo podemos evitar.

P.al Día- ¿También le preocupa el impacto que pueda provocar el pasaje del ferrocarril en cuanto a las vibraciones?

Alicia Vázquez- Ellos dicen que no vibrará tanto. Igualmente yo viví toda mi vida al lado de la vía entonces estoy acostumbrada a los ruidos del tren y lo tengo tan asumido que no me molesta; es como música para mis oídos pero sé que todos no lo sienten igual. Quizás se debería evitar que circule por la ciudad pero el tren pasó toda la vida por acá. Hay que esperar, tener paciencia y no adelantarnos a los acontecimientos porque quizás la vía queda perfecta; el tiempo lo dirá. Lo único que deseo es que vuelva el tren de pasajeros.

P.al Día- Otros vecinos me comentaban que en esta cuadra no han habido expropiaciones…

Alicia Vázquez- En esta cuadra no, han expropiado desde la calle Durazno hacia adelante.  

P.al Día- ¿Algo más quiera agregar?

Alicia Vázquez- Lo que nos queda ahora es soportar los ruidos y las vibraciones y rezar para que no se nos raje la casa.

Vale destacar que el consorcio encargado de ejecutar la obra informó que como toda obra en la vía pública provocará algunas molestias en los vecinos pero que será por un tiempo determinado y afirmó que todas las viviendas cercanas a la vía fueron relevadas para constatar posibles daños en el futuro. 

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *