Home / Botnia / URUGUAY SE EMPEÑA EN SER HUMILLADO PUBLICAMENTE POR FINLANDIA

URUGUAY SE EMPEÑA EN SER HUMILLADO PUBLICAMENTE POR FINLANDIA

Desde el inicio de las operaciones de BOTNIA en Uruguay (Hoy UPM) se manifestó una clara actitud colonial por parte de Finlandia. El pueblo uruguayo tardó muchos años en hacerse cargo de esta humillante realidad, montado en el mito que los paises nórdicos estaban en una etapa superior de la civilización y que ‘asociarse’ con ellos significaría trasladar aqui el modelo socialdemocrata de sus economías y sus equilibrios sociales.

Prontamente la realidad comenzó a demostrar lo contrario, pero el pueblo charrúa no la reconocía y menos la aceptaba, prefiriendo creer los cantos de sirena y las mentiras cómplices de una dirigencia corrupta y miserable liderada por uno de los referentes políticos más ruines que haya tenido ese país, Tabaré Vázquez, a quién la historia se encargará de desenmascarar junto a sus tan o más miserables socios, Mujica, Topolanski, Almagro, Fernández Huidobro y tantos más, que omitimos nombrar para no poner a prueba nuestra náusea,

Para luego acceder una tras otra a las órdenes ejecutivas de la empresa, cuando esta requería (o requiere) incumplir con cualquier normativa local que les afecte económicamente a costa de la salud y la naturaleza del Uruguay y los uruguayos.

Un diario de Montevideo acaba de publicar un nuevo round en este torneo de humillación de los charrúas. UPM quiere anticipar su inicio de actividades por razones obvias de comenzar cuanto antes a sangrar económicamente al país vecino con esta nueva planta. Y es obvio como va a terminar este confronte: Lacayo Pou y sus cómplices aprovecharán la oportunidad de «facturar» en sus cuentas personales en el exterior la autorización que una vez más contrariará una dispocisión de DINAMA y que obviamente les será otorgada.

……………………………………………………………….

Dinama y UPM manejan plazos distintos para inicio de operaciones

La empresa quiere iniciar en el tercer trimestre de 2022 mientras que el gobierno considera que puede hacerlo recién en diciembre de ese año.La empresa finlandesa UPM asegura que comenzará a operar en el tercer trimestre de 2022, pese a que para esa fecha aún no habrá cumplido con las mediciones ambientales que le exige el gobierno uruguayo.UPM divulgó en los últimos días su reporte financiero del año 2020, que calificó como un año “excepcional” debido a la pandemia por el coronavirus, pero en el que pudo continuar con sus obras en varios países del mundo.

FUENTE:elobservador.com.uy

En este sentido la empresa señaló que este año invirtió € 545 millones en la construcción de la segunda planta de celulosa, en la zona de Pueblo Centenario, sobre el río Negro, en el límite entre los departamentos de Durazno y Tacuarembó, y aseguró que en los próximos dos años destinará otros € 2.139 millones, los que se sumarán a los 46 millones que desembolsó en el 2019, cuando anunció la inversión tras negociar tres años con el gobierno de Tabaré Vázquez.

De acuerdo con el reporte financiero, la inversión será de € 2.730 millones.

Pero para cumplir con el calendario reportado y comenzar a operar en el tercer trimestre de 2022, UPM deberá llegar a un acuerdo con el gobierno uruguayo, ya que la Dinama considera válidas las mediciones ambientales desde el mes de diciembre y el contrato exige que haya al menos dos años de reportes previos al inicio del proyecto.

En mayo del 2019, cuando la Dirección Nacional de Medio Ambiente le otorgó a la empresa la autorización ambiental previa, estableció por escrito que los planes tenían que presentarse en un plazo de seis meses y que debía haber “no menos de dos años de mediciones previo al inicio de la operación del proyecto” y al menos “un año de mediciones previas al inicio de las actividades de construcción”.

Desde esa fecha, la empresa ha presentado al menos seis versiones de su plan de monitoreo general ambiental, el cual aún no tiene aprobación.

Los planes de monitoreo deben medir cuatro aspectos: el socioeconómico, el aire y el ruido, el suelo y el agua subterránea, y el río y la biota (plantas, animales y otros organismos que ocupan un área).

Esta última parte fue presentada en octubre de 2020 por primera vez y el 28 de diciembre, el director de emprendimientos de alta complejidad de la Dinama, Eugenio Lorenzo, hizo una última solicitud de información complementaria debido a que aún subsistían “imprecisiones y desajustes”, según divulgó el portal Sudestada y confirmó El Observador. De acuerdo con fuentes al tanto de las negociaciones, se espera que en febrero se produzca la aprobación definitiva.

Todas estas mediciones son necesarias porque definirán la “línea de base”, es decir la situación previa de la zona donde se instalará la planta y los parámetros para evaluar los impactos.

El ministro de Ambiente, Adrián Peña, había dicho a fines de noviembre que UPM cometió faltas administrativas porque presentó planes “con retraso” y consideró “fundamental” el monitoreo del río. “No se trata de cualquier emprendimiento, está ubicado en un lugar muy particular, junto a un río con un caudal mucho menor que el del río Uruguay, es la parte más débil del proyecto, en la cual deberemos prestar más atención”, afirmó entonces Peña.

Fuentes de la Dinama señalaron a El Observador que en los últimos días el gobierno otorgó la autorización para comenzar la construcción de otros dos proyectos: la planta química y la de descarga de los efluentes.

El organismo había realizado observaciones a este último proyecto y la empresa había realizado descargos, los cuales fueron considerados suficientes por los técnicos de  la Dinama. “Si la información que presentaron no fuera satisfactoria deberán levantar las observaciones y recién entonces –sea en el tiempo que sea– podrán empezar a construir. Si nunca levantan las observaciones, nunca construirán la planta de efluentes, y entonces nunca operará. En realidad, se atrasan los tiempos de la empresa”, había dicho Peña.

Cargas desde Fray Bentos
La empresa comenzará en los próximos días la operativa de transporte de cargas de gran porte desde el puerto de la planta de celulosa en Fray Bentos hacia el sitio de la nueva planta en el departamento de Durazno.

El traslado se extenderá por el lapso de un año.

El circuito de rutas fue definido en coordinación con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y se diseñó “de forma tal de minimizar posibles afectaciones a las localidades cercanas al trayecto”, de acuerdo con un comunicado de la empresa. El trazado tiene como punto de partida la planta de UPM en Fray Bentos por ruta 2, siguiendo por la ruta 24, al este por la ruta 25, al sur por la ruta 3, al este por la ruta 20, al sur por la ruta 4 y al este por el camino El Tala hasta la nueva planta.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *