Home / Denuncias / URUGUAY NATURAL -2A. PARTE-

URUGUAY NATURAL -2A. PARTE-

Por María de los Angeles Fernández

(http://www.surcorrentino.com.ar)

Alur sigue castigando a las ciudades de la Triple Frontera

Monte Caseros (4-1-11): La vinaza de la producción de etanol de la fábrica uruguaya, instalada sobre el río Uruguay en la ciudad de Bella Unión, contamina el ambiente. Aire, suelo y agua se ven afectados. Los desechos van al río, el aire se inunda de ácidos sulfurosos con mal olor, y las napas freáticas son contaminadas. El gobierno uruguayo mira para otro lado y no controla el impacto ambiental que provocan sus industrias, afectando además la salud de los pobladores. Conoce que pasa con la Botnia de la Triple Frontera.
Desde que la fábrica Alur se instaló en la ciudad de Bella Unión, Uruguay, las tres ciudades que conforman el punto tripartito, Monte Caseros, Argentina y Barra do Quaraí, Brasil son afectadas por los olores nauseabundos y ácidos sulfurosos que despide la quema de caña de azúcar para producir el etanol, azúcar y alimento animal.

El ministro de Industria de Uruguay, Raúl Sendic señaló que quiere convertir ALUR en una empresa líder en la región en energía y alimento. “En ese sentido, existe un enorme futuro en la bioprospección y en la biotecnología para que la empresa pueda ser líder en la región”, dijo el funcionario de Estado, sin importarle el impacto ambiental que provoque dicha fábrica.

Los ciudadanos de las tres ciudades manifiestan a diario el desagrado, como así también los pescadores del río Uruguay, quienes salieron a alertar sobre los peligrosos olores que emanan del complejo industrial agroenergético-alimentario instalada del lado uruguayo y exigen que el gobierno uruguayo resuelva el tema ya que ésta industria se encuentra en su territorio, provocando un impacto ambiental y sanitario que dichos ácidos sulfurosos despliegan sobre la población

Todos los días los pobladores, sufren el olor (a materia fecal) de la vinaza producto del proceso de fabricación de etanol, ante lo cual fuertes denuncias se vienen realizando tanto de las autoridades municipales de Monte Caseros como la de Barra Do Quaraí. Mientras que las autoridades uruguayas de Bella Unión nada hacen por impedir esta situación y por sobre todo cuidar el medio ambiente e impedir el impacto ambiental que produce esta industria en el aire y en el agua, ya que los desechos de la fabrica terminan en el río Uruguay.

Lo cierto es que todos los día se sufre el olor penetrante de la vinaza, residuos orgánicos, cuyos olores penetrantes generan un fuerte impacto varios kilómetros a la redonda, de la triple frontera, que con el tiempo van a ir directamente a la cuenca del ya castigado Río Uruguay, y en el suelo van a contribuir a la contaminación de las napas freáticas.

En este Caso, desde organizaciones ambientalistas vienen denunciando a la Fabrica ALUR, que descarga sus vinazas en el lecho del Rio en forma directa.

Como ocurre en algunos lugares de la Argentina que vienen sufriendo contaminaciones con la vinaza, se niega siempre que se vuelcan a los cursos de agua, pero cuando se generan muchos volúmenes de vinaza, especialmente en las zafras y en épocas de verano, los olores se vuelven insoportable y la contaminación es de esperar ya que por cada litro de etanol, las centrales producen entre 10 y 12 litros de vinaza, un residuo marrón, con fuerte olor, corrosivo y rico en materia orgánica.
Para tener una idea en Brasil por ejemplo, quien carga el tanque con cincuenta litros de alcohol consume el resultado de cuarenta minutos de trabajo de un cortador de caña y la producción de al menos quinientos litros de un residuo de destino incierto.

Pocas centrales cuentan con la capacidad de utilizar toda la vinaza que producen como fertilizante en sus propios cañaverales y así, cuando los tanques de almacenamiento se rompen y la vinaza llega a los ríos, el oxígeno se reduce a cero y los peces mueren.

Es el mismo efecto que producen los desagües cloacales, pero cuando aparecen peces muertos se le echa la culpa al congelamiento, el agua del río Uruguay es cada vez es mas rancia y se están quedando sin peces.

Como produce Alur

Esta fabrica Alur Alcoholes del Uruguay S.A. tiene fermentadores y el destilador para la obtención de azúcar de melaza. La tecnología era absolutamente nueva para el Uruguay, tanto como la producción de celulosa.

Hay un tiempo de aprendizaje para el funcionamiento de una planta de estas características durante el cual la población adyacente y el medio ambiente sufren las consecuencias del deterioro de las condiciones para una buena calidad de vida.
Hoy se puede decir que todavía no le han “agarrado la mano” porque los olores sulfhídricos son muy irritantes en un radio que supera los 12 kilómetros de alrededor y las manchas de residuos orgánicos, no clorados, que se observan en el río Uruguay son importantes.

Hay que tener en cuenta que el proceso consiste básicamente en obtención, tras molienda de caña, de melaza, que es una solución saturada de azúcar, principalmente sacarosa, que se lleva a fermentación con la levaduras adecuadas para llevar azúcar a alcohol, el que se va concentrando en el medio líquido, luego se separan los restos y destila en una columna especialmente diseñada con tanto “platos teóricos” como sean necesarios.

El diseño es de última tecnología, se supone. Los restos ricos en orgánicos son alimento perfecto para toda clase de bacteria y hongo que impulsaran su desarrollo poblacional y que a veces al no disponer de oxígeno suficiente para cumplir sus funciones vitales permiten el desarrollo compulsivo de otras bacterias que usan azufre como final de la cadena de oxidación apareciendo en entre los gases sulfhídricos de olor nauseabundo; esto es lo que ocurre en la naturaleza, por eso hay que forzar la oxigenación y el aumento de bacterias no sulfurosas con un tratamiento adecuado y esto es lo que está fallando; pero hay que tener en cuenta que arrojar los restos sin tratar al río es más barato para la fabrica, sin hablar de esta en particular.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *