Home / Botnia / URUGUAY: DONDE MANDA CAPITÁN NO MANDA MARINERO

URUGUAY: DONDE MANDA CAPITÁN NO MANDA MARINERO

No nos gustaría insistir con el escándalo que está ocurriendo con la empresa UPM y el Uruguay, a partir de las claudicaciones de soberanía a repetición del gobierno que preside Tabaré Vázquez, pero la verdad es que la realidad de lo que está ocurriendo no nos deja otra posibilidad que no sea señalarlo.

Esta vez es el reconocido periodista e investigador Raúl Viñas, integrante de MOVUS -MOVIMIENTO POR UN URUGUAY SUSTENTABLE- quién vuelca su desencanto en una nota que lleva su firma en www.montevideo.com.uy

Hoy «se despiden los trenes de pasajeros», debido a las obras del Ferrocarril Central

Raúl Viñas, de Movus, puso en duda que los trenes de pasajeros vuelvan a pasar en Uruguay y tildó de «irracional» el proyecto UPM.

Hoy a las 18:45 parte el último tren de pasajeros desde la estación central de AFE, a raíz del inicio de obras para el Ferrocarril Central. Diferentes organizaciones que se oponen a la construcción del ferrocarril destinado a la carga de UPM, como el Movimiento No al Tren de UPM y el Movimiento por un Uruguay Sustentable (Movus) se reunirán en la estación central a las 17:15 (Paraguay y Nicaragua) para «subir al tren de pasajeros en su último día».

Raúl Viñas, integrante de Movus, dijo a Montevideo Portal que la idea de la iniciativa, además de la «despedida» del tren, es repartir folletos, conversar con la gente e invita a quienes quieran firmar contra la forma en que se está desarrollando la negociación del Ferrocarril Central. «Simbólicamente vamos a abordar el tren (que parte a Florida) y hacer un pequeño recorrido, despedir los trenes para siempre», dijo Viñas.

Aclaró que si bien el proyecto del Ferrocarril Central habla de continuar con los trenes de pasajeros en las mismas frecuencias, desde la Unión Ferroviaria se les informó que el material rodante no va a poder circular por las vías nuevas porque no cumple con lo que UPM exige, y no hay dinero previsto a la compra de nuevo material rodante. Y en todo caso, agregó, «no hay previsto un incremento de otros trenes de pasajeros ni de frecuencias».

«No va a haber más trenes en las vías de AFE, porque no habrá vías de AFE tampoco», puntualizó, y señaló que «en el mejor de los casos se termina el tren de pasajeros por los próximos tres años».

Viñas mostró preocupación también por lo que harán los pasajeros que toman el tren con frecuencia. Asegura que el movimiento hizo intervenciones en los trenes en las últimas semanas, que habló con la gente «y la mayoría no sabía que a partir de hoy no podrá andar más en tren».

POR OTRA VÍA

Viñas mostró preocupación también por lo que harán los pasajeros que toman el tren con frecuencia. Asegura que el movimiento hizo intervenciones en los trenes en las últimas semanas, que habló con la gente «y la mayoría no sabía que a partir de hoy no podrá andar más en tren».

Ya que se van a gastar casi 2.300 millones de dólares en una nueva vía, que se haga de una manera racional, para que los trenes con cargas peligrosas no pasen por las zonas urbanas. Que se haga como en el resto el mundo», indicó Viñas.

Aseguró que un accidente con un tren que carga ácido sulfúrico es complicado en una zona urbana y que hacerlo pasar por las ciudades es «absolutamente irracional». Agregó que, pese a los pedidos reiterados, aún no se les informó por qué el Gobierno decidió abandonar el proyecto planteado en 2016 de hacer la vía a un costado de ruta 5 y ruta 1.

Esta vía (la planeada actualmente) está diseñada para la Montevideo de 1860 o 1870, no para la actual», agregó. Por ello, señaló Viñas, es que se están juntando tantas firmas en los puntos en los que pasará el tren.

Pinocho era de celulosa

«No estamos para nada de acuerdo en que el país gaste eso en armar un tren para UPM», dijo Viñas. Consultado por las expresiones del ministro Víctor Rossi en la inauguración de las obras, cuando dijera que el Ferrocarril Central es una obra «para y por los uruguayos», comentó que «cuando dijo eso, a Rossi le creció la nariz».

«Es absolutamente falso. El tren que se va a hacer ahora arranca en la planta de UPM y termina en la terminal celulósica de UPM en el puerto. En el medio es una vía simple, en la que es imposible cargar ni un escarbadiente», apuntó.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *