Home / Botnia / UPM2: COMO EL RÍO NEGRO NO DÁ ¡AUMENTARÁN SU CAUDAL!

UPM2: COMO EL RÍO NEGRO NO DÁ ¡AUMENTARÁN SU CAUDAL!

La historia de las mentiras del Frente Amplio para ‘convencer’ al pueblo uruguayo que acepte el disparatado proyecto de UPM2 indignan hasta el más pacífico. Resulta que cuando empezaron con la fábula «UPM2 mejoraría las aguas del Río Negro» y ahora una investigación de Víctor Bacchetta revela que planean aumentar artificialmente el caudal del río, para tratar de diluir la gigantesca pluma de contaminación, de millones de litros diarios, que provocará la nefasta empresa neocolonial

………………………………………………………………….

FUENTE: sudestada.com.uy por Víctor L. Bacchetta

Aumentan caudal de agua para diluir los efluentes de UPM en el río Negro

La última versión del proyecto incrementó el caudal necesario para que los efluentes de su proyectada planta de celulosa no agraven la contaminación existente.

Vista aérea del río Negro, a la altura de Paso de los Toros.
El pasado 27 de marzo, la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) inició la Puesta de Manifiesto del proyecto Planta de Celulosa Paso de los Toros presentado por la empresa UPM. A partir de entonces, quedó a consideración del público por 20 días hábiles el Informe Ambiental Resumen (IAR) del Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) elaborado por una consultora de la multinacional finlandesa.La instancia de la Puesta de Manifiesto significa que la Dinama consideró aceptable el EsIA presentado por UPM luego de algunas informaciones adicionales, pero no es su aprobación definitiva. Después vienen la o las Audiencias Públicas que justifique el proyecto y el Informe Final de la Dinama que precede a la decisión ministerial sobre la Solicitud de Autorización Ambiental Previa (AAP) de la empresa.

El procedimiento del Reglamento de las Evaluaciones de Impacto Ambiental está incluido en el

Decreto 349/005aprobado el 21 de setiembre de 2005. Supuestamente, las opiniones vertidas por el público en esas dos instancias deben ser tenidas en cuenta, pero la norma no obliga a aceptarlas y la decisión es política. Por encima de los funcionarios de la Dinama, sus titulares y los del ministerio son cargos de confianza del Poder Ejecutivo.

Mientras tanto, el proceso de la evaluación ambiental ha obligado a UPM a precisar el alcance de ciertos aspectos del proyecto que ponen más en evidencia sus probables afectaciones sobre las poblaciones y el medio ambiente. Uno de esos aspectos clave es el volumen de agua requerido para la operación de la planta de celulosa y para diluir los efluentes que debe descargar diariamente en el río Negro.

En la reciente Puesta de Manifiesto se verifica una modificación del valor que venía manejando UPM con la Dinama con respecto al caudal mínimo requerido para diluir sus efluentes sin agravar la contaminación existente en el río. Hasta febrero último, la empresa afirmaba que con un caudal de 65 metros cúbicos por segundo (m3/s) sería suficiente para lograr ese fin, pero ahora lo coloca entre 65 y 90 m3/s.

«De los estudios realizados surge que este caudal mínimo deberá ser entre 65 m3/s y 90 m3/s para asegurar las mejores condiciones ambientales y su sustentabilidad hidrológica», afirma UPM. Y agrega:«Si bien en este caso este caudal mínimo no debe considerarse como un caudal ecológico, se entiende que debe verse a éste como un impacto positivo». Parece que fuera un problema de creer o no creer.


Playa de San Gregorio de Polanco en temporada turística.

Para tener una noción sencilla del significado de ese caudal, lo comparamos con el consumo de agua de una población. Según los estándares de la OSE, una persona consume 130 litros de agua por día. Un caudal entre 65 y 90 metros cúbicos por segundo equivale al abastecimiento de agua diario de una población entre 43 y 60 millones de habitantes. Argentina tiene 44 millones de habitantes.

Para justificar estos nuevos valores, UPM modificó la estadística de los registros del caudal medio mensual erogado por la represa de Rincón del Bonete que, según sus informes anteriores, era de 86 m3/s entre 1947 y 2017. También en una respuesta anterior a la Dinama, la empresa admitió que en períodos de sequía extrema debería parar completamente la planta, pero el IAR no dice nada al respecto.

«Analizan el río como si fuera un caño pero el embalse no es, no corre como un río, tiene brazos de agua quieta y el viento le da circulación propia. Como en una laguna, aunque reciba agua de la cuenca y salga por la boca, en su interior circula por el viento. El fósforo tenderá a acumularse como ocurre en las lagunas, aunque tengan barra abierta como la de Castillos», comentó Daniel Panario, docente de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República.

A su vez, los promedios mensuales del caudal erogado por la represa no sirven para asegurar la disponibilidad de agua. Según los registros de la Dinama, la variación del caudal del río Negro es muy grande. En algunos momentos llega a 3.961 m3/s y se abren las compuertas de la represa para evitar la inundación. En otros momentos es de 120 m3/s y la represa no lo utiliza, lo guarda para cuando lo necesite.

El investigador Luis Aubriot señaló que los caudales«por debajo de 65 m3/s ocurren más o menos el 20% del tiempo de la variabilidad hidrológica del Río Negro»y por debajo de 90 m3/s la ocurrencia es bastante mayor. Mantener en ese momento ese caudal solo es posible recurriendo al lago de Rincón del Bonete, con las pérdidas económicas consiguientes, o elevando la cota previendo esa emergencia.

La Dinama está cumpliendo prácticamente el plazo perentorio de 12 meses, fijado en el acuerdo del gobierno con UPM, que irían desde la presentación del proyecto hasta la autorización de la planta de celulosa. Como ocurrió con el proyecto del Ferrocarril Central, la mayoría del público no tendrá tiempo ni condiciones para analizar las miles de páginas, la mayoría en inglés, de los informes presentados.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *