Home / Denuncias / UPM ya produjo su millón autorizado, y ahora ¿qué?

UPM ya produjo su millón autorizado, y ahora ¿qué?

Estamos a 27 de agosto de 2013, y Botnia UPM ya produjo el millón de toneladas anuales permitidas.  ¿Qué hacemos ahora?

En todo el proceso de instalación de la empresa Botnia, solo se encuentra un documento que habla de cifras de producción, y es del 11 de febrero de 2005, en la Evaluación de Impacto Ambiental que emite la DINAMA, dónde se refiere claramente a la producción de “1 millón de TN de pasta secada de celulosa secadas al aire”.

Con posterioridad, en el juicio en La Haya, se volvió a manejar esa misma cifra por ambos estados en litigio, y eso hoy está vigente.

En resumen, Botnia-UPM está autorizada a producir solo 1 millón de toneladas/año de pasta de celulosa. Lo demás, son ventajas que algún funcionario otorga o se hace el distraído, pisoteando nuevamente lo dispuesto por su propia legislación y lo discutido y dispuesto por la CIJ.

Son 1.002.478 TN para ser exactos. Datos que aporta la aduana uruguaya a través de su sitio público en la web del Sistema Lucía. De aquí en más, lo que sigan elaborando, es arbitrario y constituye una nueva mojada de oreja al pueblo de Gualeguaychú y toda la Argentina.

Pero rebobinemos un poco.

A principios de 2012 la Delegación Uruguaya ante la CARU (DUCARU), presento un incompleto pedido de ampliación de producción de 30% para la pastera de Fray Bentos. Luego de varios meses de intercambios de notas, la DUCARU no completaba la información que formalizara el pedido, y la Delegación Argentina (DACARU) rechazaba dar por iniciada la consulta por incompleta. Nada raro, el Uruguay repetía la técnica usada con éxito los 10 años anteriores. Luego usa esto públicamente lanzando una media verdad, donde informa que presento, sin decir que no cumplimenta. Nada ha cambiado en su comportamiento, a pesar de lo advertido por la CIJ y los compromisos firmados en Anchorena.

Durante este período, la DUCARU alertaba que corría el plazo de 180 días de consulta que fija el Estatuto, lo que era rechazado por la DACARU por entender que dicho plazo comienza a correr cuando se cumplimenta el expediente. El rechazo final por parte de la Delegación Argentina se produce en enero de 2013 en sesión extraordinaria de la CARU, pasando el tema a las cancillerías.

A fines de julio de 2013, nos enteramos a través de notas periodísticas, que Kemira, una de las empresas que integran la isla química de UPM, había completado obras para ampliar la producción de peróxido de hidrogeno (H2O2) en un 65%. Este compuesto químico, es fundamental en la etapa de blanqueo de la pasta, y es impensable creer que el aumento es para envasarlo en botellitas de plástico.

La ampliación de kemira fue totalmente en las sombras, al menos para la Argentina. El Uruguay nunca avisó, no consultó, no entrego Estudio de Impacto Ambiental de esta empresa; tampoco planos, ubicación, capacidad de producción, nada de nada. Ni de 2005 a 2010, ni ahora para su reforma. Kemira ha estado inexistente estos años dentro de todo este monstruo, junto a otras grandes empresas como Praxair. Nuevamente, al ampliar, cometen una violación. Después de todo lo pasado.

Entonces, al ya aumento de producción de hecho de UPM, le sumamos el incremento de 65% de H2O2 en Kemira. También dentro de la zona franca Botnia “están en obra”, tirando caños bajo tierra y soldando para un lado y otro, con paradas sorpresivas (paso en el último ingreso del comité científico binacional hace 15 días). Sumemos el pedido de aumento de 30% de la producción presentado por la DUCARU en 2012, y la ahora repentina aparición del Pepe, “víctima de una extorsión” de UPM, que a cambio de recibir el “beneficio de otra pastera”, debe autorizar un 20% más de producción a la existente. Que actor resulto ser el Presidente.

Tenemos a la vista una puesta en escena fantástica.  Todo el escenario montado para confundir y manipular la información. Todo listo para otra gran estafa, igual a los 10 años anteriores.

Porque si en algo ha sido exitosa la diplomacia uruguaya es en esto. Ocultar, dilatar, victimizarse, confundir la opinión pública, montar grande operatorias de prensa. Han sabido jugar bien su juego frente de un país de alta efervescencia político-social, donde a mucha dirigencia todo le sirve para hacer política, desde los intereses nacionales, el medio ambiente o el bienestar de la gente. Y Botnia-UPM esta tras todo esto, como desentendida, pero jugando sus cartas. Nada ha escapado a ellos. Se saben intocables, y que tienen manejo sobre el poder y las voluntades de muchos. Su presión en la política y en los medios uruguayos es disimulada, pero muy fuerte.

Pero, ¿y ahora qué?.

Hay mucho para discutir. Por ahí lo urgente es pedir una reacción enérgica de la DACARU reclamando la paralización inmediata de la producción de UPM por haber cumplido la meta permitida, con un comunicado público  donde claramente fije los pasos dados y a dar en este tema. Mantenernos alertas y movilizados. Urge también una reunión urgente de la Asamblea de Gualeguaychú, con la Cancillería Argentina, con la DACARU y la asesora legal.

Porque hay mucho para hablar. Producción, monitoreo, futuro del Río Uruguay, dragados, nueva pastera, que aun estando en el centro norte del Uruguay, tendrá volcado en la cuenca por el tributario Río Negro.  Y hace mucho que no se habla, y no es bueno para nadie.

Lo que sí es seguro, es que no debemos facilitarle más las cosas a Botnia-UPM y al Uruguay. Que no reaccionar ante estos nuevos acontecimientos es seguir facilitando la destrucción de nuestros ríos y la calidad del aire. En síntesis, no ser simples espectadores de este arrebato y destrucción de la poca naturaleza que nos queda, y él triste destino de la pérdida del bien vivir.

gustavo@fundavida.org.ar

Comentá desde Facebook

2 Comentarios

  1. Juan Dagussain y Jorge Enrique Campañá, Ahora dicen que Uruguay es el culpable del problema entre Argentina y nosotros… Eso es el mundo al revez!!! Ay, ay, ay, estos fulanos o están bebidos, drogados o que les pasa? Esto es muy delicado…como siempre buscando culpables. Dan lástima. Me recuerdan llorando ante el mundo cuando La Haya dijo no muchachos no tienen razón…Y entre pucheros y mocos decían seguimos con el piquete…Y así lo hicieron hasta que Cristina dijo: «Se terminó». Y se terminó. Hombres, consulten a un psiquiatra, pués un psicólogo ya no da con Uds.

  2. Cómo sufren. Piqueteros. Juan Degussain, Jorge Enri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *