Home / Campañas / UPM (BOTNIA) MUESTRA LA HILACHA

UPM (BOTNIA) MUESTRA LA HILACHA

El modelo de facilitación neocolonial impulsado por el FA comienza a mostrar grietas provocadas por la creciente resistencia social a la instalación de un nuevo enclave en Uruguay.

La infraestructura de transporte del vecino país es insuficiente para el uso intensivo al que la somete el traslado de troncos, entonces los finlandeses exigen caminos que sean pagados por los sufridos charrúas, cuestión que eleva cada vez más voces indignadas.

Tabaré Vázquez, obsesionado por maquillar los últimos meses de su gestión con el inflado temporal de los números de la macroeconomía que provocaría la construcción de la megaplanta salió al mundo a pedir mil millones de dólares de crédito (a pagar por sus compatriotas) para que los nórdicos sostengan su excepcionalísima tasa de ganancias por las facilidades inusuales otorgadas.

Pero los dólares no aparecen y los uruguayos a medida que se van enterando de los hechos levantan la temperatura y la voz indignados por los planes de entrega de Váquez.      Entonces UPM (BOTNIA) anuncia que adelantará la plata con tal de que el fabuloso negocio no se les dificulte, por supuesto que no es que se hagan cargo del costo, como corresponde,  sino que lo descontarán de futuros pagos de canon.

FUENTE: elpais.com.uy

Se analiza que UPM financie parte de obras

 

 

22

El Poder Ejecutivo maneja una fórmula mixta para la financiación de la infraestructura que requiere UPM para la instalación de su segunda planta. La empresa se haría cargo de una parte importante de la inversión, que luego se debitaría del canon que debe pagar una vez que comience a operar.

La nueva planta de UPM se ubicará a unos 25 kilómetros al oeste de la ciudad de Paso de los Toros, aunque todavía no está definido si del lado de Tacuarembó o Durazno. En una primera instancia, el presidente Tabaré Vázquez informó que UPM invertirá US$ 4.000 millones en la planta y Uruguay otros US$ 1.000 millones en la infraestructura necesaria.

Si bien el gobierno uruguayo tiene varias líneas de crédito abiertas en el exterior y no es problema acceder a un préstamo, se maneja la posibilidad de que parte de esos US$ 1.000 millones sean financiados por UPM, dijeron a El País fuentes del Frente Amplio. El esquema financiero que se está analizando implica que el monto prestado por UPM sea pagado por el Estado por medio de un descuento posterior en el monto del canon. La principal ventaja de este sistema es que no habría necesidad de que el Estado se endeudase lo que no repercutiría en el resultado fiscal.

En este momento, hay cinco grupos de trabajo —integrados por diferentes ministerios— que están analizando con detalle todos los pasos a seguir para concretar la instalación de la planta de UPM a fines del 2018. Se trabaja sobre temas de infraestructura, la preservación del medio ambiente y aspectos de la economía.

En materia de infraestructura, se requiere bituminizar 224 kilómetros de rutas. Además se trabajará en el arreglo de las vías ferroviarias en las que se debe invertir al menos US$ 500 millones, según los cálculos del gobierno. La Corporación Andina de Fomento ya aprobó un crédito de US$ 80 millones para comenzar a realizar algunas de las obras necesarias.

A su vez, la empresa UPM manifestó el interés de participar en el acondicionamiento del puerto de Montevideo, para cuyas obras se calcula destinar unos US$ 85 millones.

Informes.

El intendente de Tacuarembó Eber Da Rosa (Partido Nacional) dijo a El País que la semana pasada le entregó al director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, un informe completo sobre el estado de la caminería, de las rutas y puentes al sur del departamento, zona relacionada con la producción forestal que tendrá conexión futura con la planta de celulosa de UPM.

El informe incluye un relevamiento de la ciudad de Paso de los Toros y de los servicios que se disponen en materia de salud, educación, alimentación y alojamiento. Así como de disponibilidad de tierras del Estado, ya sean propiedad del gobierno departamental o nacional. «Esto se lo dejamos en una carpeta como suministro de información a la OPP en función de lo que ellos están conversando con el grupo inversor», explicó Da Rosa.

El informe al que hace referencia el intendente de Tacuarembó habla de la necesidad de reparar algunas rutas nacionales y reforzar la caminería rural para soportar el incremento del tránsito forestal.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *