UN NUEVO FRACASO DE LOS TRANSGÉNICOS, AHORA EL HB4 DE BIOCERES -LEELO AQUI PORQUE EN LA PRENSA CANALLA TE LO OCULTAN

Según resultados difundidos por el Ministerio de Agricultura argentino el rendimiento del trigo Hb4 no está siendo lo que esperaba el campo y su productividad, a comparación con el trigo convencional, muy baja.



¿Será ese un buen motivo para que lo dejen atrás o, como los otros transgénicos, mostrará finalmente que no fue esa, la tan promocionada productividad en tiempos de sequía, sino el aumento en la comercialización de venenos lo que le deba su razón de ser y entonces seguirá sembrándose?

¿Recuerdan cuando el agronegocio regó de soja nuestros campos prometiendo prosperidad económica?
No sólo no se acabó la pobreza sino que dejaron pueblos enfermos por fumigarlos con glifosato.

El Hb4 sigue ese camino tóxico que inauguró ese desarrollo: transgenizado para resistir un herbicida más tóxico, el glufosinato de amonio, prohibido en más de 15 países.

Mientras nos quieren confundir nuevamente vendiéndonos desarrollo científico nacional por veneno, Raquel Chan, la científica que encabezó el desarrollo del trigo transgénico (con fondos del Estado a través del Conicet) recibió un regalo de Bioceres: acciones de esa empresa. Un regalo que llegó con el vigésimo aniversario de esa compañía, nuestra Monsanto.

Chan aseguró luego de recibirlas que donará las regalías a “ciencia argentina”, la misma que hasta ahora sirvió para hacer desde el Estado desarrollos para esa compañía. El círculo es virtuoso siempre para ellos.

Afortunadamente por fuera del agronegocio y su “ciencia” queda la agricultura, repleta de saberes, diversidad y la capacidad de seguir haciendo del trigo lo que siempre fue: un alimento delicioso, producido desde y con la naturaleza.

Comentá desde Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.