El World Resources Institute puntuó y clasificó el stress hídrico futuro en 167 países, utilizando un conjunto de modelos climáticos y escenarios socioeconómicos.

 El estudio establece que 33 países encararán un stress hídrico severo en 2040, donde la Argentina aparece con un riesgo medio alto de sufrir esa problemática, con entre un 20 y 40 por ciento de posibilidades.