Home / Calentamiento Global / SE SIGUEN CUMPLIENDO LOS PRONOSTICOS POR BOTNIA

SE SIGUEN CUMPLIENDO LOS PRONOSTICOS POR BOTNIA

LO PREVISTO SE VAN CUMPLIENDO INEXORABLEMENTE
Fundavida
 
En el único Estudio de Impacto Ambiental independiente que se realizó antes de la instalación de la planta de BOTNIA, hoy UPM, en Fray Bentos, que se efectuó bajo la dirección del Dr. Héctor Sejenovich, se anticipaban consecuencias sobre la región que en su momento fueron puestas en duda e incluso hasta sufrieron intentos de desacreditación por parte de los exégetas de la pastera finlandesa, tanto locales como uruguayos.
  Pero la realidad es mas fuerte que las mentiras y con crudeza va confirmando los peores anticipos.
  Esta semana que pasó dos previsiones de aquel estudio anunciadas mucho antes de que la fábrica comenzara a funcionar, se confirmaron.
  La primera se conoció por la noticia difundida en aquel país, que las gremiales agropecuarias charrúas se negaron a que el gobierno imponga un nuevo impuesto a sus actividades para solventar la reparación de las rutas destruidas por los camiones que llevan rollizos a BOTNIA (UPM).
  Históricamente las facilidades otorgadas por los pedregosos subsuelos que sirven de base a los caminos en esas latitudes permitieron una red vial adecuada para el uso local e incluso a los flujos turísticos estacionales.
  Pero no estaba calculado el transito de mas de 500 camiones de gran porte y capacidad de carga que diariamente alimentan la enorme planta finlandesa, que han estragado impunemente las rutas troncales y también las vecinales uruguayas.
  La razón porque esto ocurre debe buscarse en las vergonzosas ventajas otorgadas a las empresas extranjeras entre las que también está la eximición de responsabilidades sobre la infraestructura vial, cuyo uso queda liberado a ellas sin ninguna contrapartida respecto del mantenimiento ni reparación de los daños causados por el sobreuso de la empresa. 
  El gobierno local, reiterando su sumisión incondicional a estos intereses ni siquiera intentó dialogar con la pastera para reclamarle la reparación de daños por ella causados y directamente amagó cargarle la factura a los productores agropecuarios locales.
  Lo que está claro es que ni UPM-BOTNIA ni en un corto tiempo mas STORA ENSO se harán cargo de sus daños y los costos de mantenimiento de la red vial que usan caerán en definitiva sobre los sufridos contribuyentes locales.
  También esta semana se hizo público un estudio del 17 de noviembre de 2013, presentado en la reunión científica anual de la Asociación Americana del Corazón (AHA)celebrada en Dallas –EEUU-, en el que se confirmó que aproximadamente 8 de cada 1.000 recién nacidos presentan defectos en el corazón, asociados a la exposición de sus madres a las toxinas ambientales por contaminación durante el embarazo.
Hasta ahora estas alteraciones se asociaban a trastornos genéticos y la mayoría de estos casos tenían un origen desconocido, pero con el estudio las novedades son significativas. Los investigadores de AHA examinaron patrones de incidencia de defectos congénitos del corazón en relación con la presencia de tóxicos ambientales en la ciudad de Alberta, Canadá.
Lo que buscaban era determinar si la exposición de las mujeres embarazadas a compuestos orgánicos y metales pesados que hay en el ambiente, afecta directamente sobre el riesgo de defectos del corazón en sus hijos.
    El estudio se basa en los defectos cardíacos congénitos que se diagnosticaron entre 2004 y 2011 y las emisiones de sustancias químicas registradas por la agencia canadiense que controla la calidad del aire.
Es inevitable ahora asociar lo que ocurre en Fray Bentos donde la pastera emite 14.000.000 de M3 diariamente sobre la ciudad y las muertes de neonatos han crecido un 1.500 % desde que funciona UPM-BOTNIA.
  Es imposible ocultar ya estas realidades que se van confirmando una a una, cuya posibilidad de ocurrencia movilizó a la ciudad de Gualeguaychú a manifestarse en contra de la instalación de esta empresa.
  Hoy es un hecho consumado que la fábrica funciona y también que los daños previstos lamentablemente están verificándose, sin embargo las autoridades que permitieron que eso ocurriese ni se molestan en dar respuestas y mucho menos en tomar cartas para que estas agresiones no se repitan ni queden impunes.
  La historia, como la naturaleza se maneja con tiempos mucho más largos que la vida humana y tenemos la certeza que finalmente pondrá a cada uno en su lugar, aunque el enorme dolor y perjuicios ocasionados seguramente no serán enfrentados por sus responsables directos.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *