Home / General / RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA ¿De que están hablando?

RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA ¿De que están hablando?

LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA

El movilizador de la sociedad inaugurada con la revolución industrial es la obtención de ganancias, desde entonces toda actividad productiva esta organizada y explicada por este concepto fundacional, en el mundo actual quien no lo respete inexorablemente desaparecerá en manos de sus competidores.
El marco regulatorio es el sistema legal, todas las acciones tendientes a cumplir el mandato ineludible de maximizar ganancias que se encuadren dentro del marco legal de cada sociedad serán ejecutadas, mas tarde o mas temprano, por todos los actores involucrados en la competencia, sopena de desaparecer si no lo hacen.
Pero el marco legal es insuficiente para evitar que las acciones productivas no afecten negativamente al resto de los actores sociales que no participan de ese evento productivo específico.
Y esto es porque,  como lo sugieren muchos filósofos y pensadores, el marco legal vigente en la sociedad es un diseño de los propios actores que usufructúan sus beneficios, quienes imponen a través de mecanismos diversos la sanción de aquellas leyes  que los benefician, y anulan las que afectan su objetivo esencial que es la maximización de ganancias, tal lo establecimos al principio.
Un caso concreto y solo a modo de ejemplo es la Ley de Agroquímicos que el Senado provincial demora en sancionar, y que cuando lo haga, según los borradores anunciados, no defenderá a la sociedad sino a los sectores económicos minoritarios que se benefician de procedimientos productivos que afectan la naturaleza y la salud humana en general.
Estas cosas ocurren porque la economía moderna esta diseñada para que las empresas transfieran sus costos ambientales al conjunto social, externalidades negativas los llaman, dejando en claro que los daños ambientales que producen en el entorno y la naturaleza les son externos como problema y que de ellos debe hacerse cargo la sociedad.
Esta situación de abuso de los menos en perjuicio de los más fue tempranamente advertida en la historia de la sociedad industrial.
Los primeros en darse cuenta fueron llamados socialistas utópicos, quienes reflexionaban acerca de métodos y formas que morigeraran los impactos negativos que sobre el conjunto social tenían las prácticas productivas desde el inicio mismo de la Revolución Industrial.
Pero está a la vista que nada resolvieron y que la sumatoria a través de los siglos de estos impactos, agravada por el aumento de la población del planeta, los ha acrecentado y sacado a la superficie, para un numero cada vez mayor de personas, afectando de este modo la imagen de las propias empresas responsables e impactando negativamente en sus resultados económicos.
Las mismas empresas entonces crearon el concepto de Responsabilidad Social Empresaria, destinado a modificar esta percepción social, pero sin afectar significativamente su objetivo esencial de maximización de ganancias.
Tan evidente es esto que si miramos en nuestro entorno advertiremos inmediatamente que las empresas que mas ultrajan el ambiente regional son las que dicen tener la mayor Responsabilidad Empresaria, con UPM (BOTNIA) encabezando la lista. Cumplen con todas las normas ISO XXXmil que se les ocurra imaginar, diseñadas por ellas mismas para mejorar de este modo su propia imagen.
Pero en la sociedad actual esto ya se percibe con claridad y es intolerable para la mayoría de las personas, planteando un nuevo escenario de conflicto para los próximos tiempos.
En temas ambientales esta visto que la gente va por delante de los esquemas legales, y que los reclamos sociales tardan en concretarse en sistemas regulatorios cuando estos afectan la posibilidad de ganancias de cualquier sector.
Pero para que el modo productivo actual persista deberá agiornarse y las externalidades negativas deberán incorporarse en la inversión productiva haciéndose cargo las empresas de los perjuicios en lugar de arrojarlos al conjunto social como ocurre en la actualidad.
Deberán dejar de ser costos y pasar a ser parte de la inversión que tendrá que remediar todos sus impactos que hoy se consideran externos y que en realidad son propios de cada actividad.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *