Home / General / REESCRIBIENDO LA CARTA DE RÓMBOLI

REESCRIBIENDO LA CARTA DE RÓMBOLI

LA MISMA PIEDRA

 En Estos días, una Carta Abierta publicada en Uruguay dirigida al intendente Laluff, del departamento de Río Negro, da cuenta de la mega estafa cometida contra los ciudadanos uruguayos en general y los Fraybentinos en particular pero su texto se podría adaptar también a nuestra realidad.

Luís Rómboli, tal el nombre del ciudadano charrúa que la escribe, hace un inventario pormenorizado de las promesas que efectuó BOTNIA (hoy UPM) y que nunca cumplió:

-“Los sindicatos fraybentinos afirman que la necesidad de fuentes de trabajo es la misma que existía antes de la inversión de la pastera y ponen un ejemplo que grafica esa realidad: el mayor empleador del departamento volvió a ser la intendencia”.

“UPM tiene unos 200 empleados entre operarios de planta y cargos de gerencia y administración. …….solamente unos 100 fraybentinos trabajan en la planta de celulosa, según estiman en el plenario intersindical local”.

-Con respecto a la prometida ayuda social que la empresa anunciaba para seducir a los locales:…”  cuando la firma era Botnia, el apoyo a la sociedad era mucho mayor y, cuando llegó UPM, algunos financiamientos se cortaron.

-“Se construyó un barrio privado de última generación donde viven los cargos jerárquicos de la multinacional y aparecieron colegios privados costosos para sus hijos”.

-“Hubo gente que se llegó a comprar autos caros y después cuando se terminó Botnia,(la construcción de la planta) no los podían mantener y tuvieron que venderlos”.

Si analizamos estas dolidas quejas veremos que una a una estaban anticipadas previamente a la instalación de la planta.

Es indudable que la desocupación crónica del departamento de Río Negro desde aquellos años en los que cerró el ANGLO, ha sido las mas alta del Uruguay, la mayor parte del tiempo y que esta circunstancia fue el elemento en el que se apoyó la campaña de mentiras de la empresa para seducir a los locales, en aquel entonces en la boca del vocero que tenía BOTNIA, el mal recordado Ing. Faroppa.

 

En lo económico el resultado a sido peor aun: la pastera exporta más que el sector ganadero oriental, con la diferencia que de ese dinero no queda nada en las arcas orientales, porque está eximida de todos los impuestos existentes ya crearse por los siglos de los siglos amén.

Sin embargo se vuelva a cometer abuso con la introducción de una fábrica aún mayor, la de STORA ENSO.

Por estos pagos no tenemos nada que envidiarle, las mega empresas mineras se están llevando sin pagar nada (porque las regalías que dejan las toman de los reintegros a las exportaciones no tradicionales que les pagamos nosotros), una friolera de miles de millones de pesos dejándonos los escenarios naturales profanados y contaminados. Y algunos nativos, de la misma clase que sus pares orientales que habilitan las pasteras, siguen imaginando la forma de engañar nuestra percepción e imponernos un proyecto que de concretarse destruiría los humedales del Paraná

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, pero aquí no esta ocurriendo esto, porque los hombres de estos lares se rebelan y luchan contra estos proyectos del saqueo y la contaminación, a pesar de lo cual se siguen concretando.

Las razones de  que esto ocurra no están muy claras, aunque algunos piensan que están demasiados claras.

Lo que si sabemos es que el escenario futuro estará protagonizado por estos conflictos en los que la sociedad enfrenta estos intereses miserables que tratan de seducirla para violarla y destruirla; pero tenemos fe en la gente, la sencilla pero valiente gente, que por ejemplo irá este abril al puente internacional a repudiar estas iniciativas.

www.fundavida.org.ar

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *