Otro fallo histórico: El STJ rechazó la apelación del gobierno y confirmó la prohibición de caza de animales autóctonos

La sentencia que prohibía la matanza de animales autóctonos ahora quedó firme y sienta precedente. Para los ambientalistas, el fallo marca un hito y evidencia el rotundo rechazo social hacia la caza. «El rechazo de la gran mayoría de la gente hacia la caza fue contundente y el Gobierno no debe ignorar- como lo hizo hasta ahora – el mandato social del pueblo al que representa», sostuvo el referente de CEYDAS (Centro para el Estudio y Defensa de las Aves Silvestre), Gabriel Bonomi.

FUENTE DIARIO JUNIO

Los vocales del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos, Miguel Giorgio, Germán Carlomagno y Susana Medina, confirmaron el fallo del juez Andrés Marfil que anuló la Resolución Nº 1099 de la Dirección de Recursos Naturales que habilitaba la caza de cinco especies de aves autóctonas. 

Varias ONGs ambientalistas y animalistas habían interpuesto un Recurso de Amparo para que se derogara la controvertida medida de la Dirección de Recursos Naturales que luego fuera anulada por el juez Marfil. Sin embargo, el Gobierno apeló la decisión, llevando el litigio hasta el Superior Tribunal de Justicia. Ahora, tras haberse expedido este Tribunal, la caza deportiva menor de especies autóctonas quedó totalmente prohibida en la provincia.

La noticia fue recibida con mucha emoción por parte de los ambientalistas quienes calificaron al fallo como un «logro histórico». La abogada de AJAM (Asociación para la Justicia Ambiental), María Fernández Benetti, indicó que «si comienzan a darse este tipo de sentencias es porque hay un cambio social que está aconteciendo; se abren nuevos paradigmas y el derecho sigue a los hechos». Agregó además que «Ya hay una conciencia en la gente de que actividades como la caza deportiva destruyen la fauna nativa y contaminan con plomo nuestra agua».

Por su parte, Gabriel Bonomi, referente de CEYDAS (Centro para el Estudio y Defensa de las Aves Silvestres), refirió que «ahora hay que generar instancias participativas de diálogo y debate en las que intervengan todos los actores y llegar a un consenso en cuanto a si debemos seguir permitiendo esta práctica o no».

Asimismo, añadió que «el rechazo de la gran mayoría de la gente hacia la caza fue contundente y el Gobierno no debe ignorar- como lo hizo hasta ahora- el mandato social del pueblo al que representa».

Comentá desde Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.