Home / Denuncias / MANFICO: UN ESCANDALO DE IMPUNIDAD PARA CONTAMINAR EN LA PROVINCIA -Dr. Roberto Lezcano-

MANFICO: UN ESCANDALO DE IMPUNIDAD PARA CONTAMINAR EN LA PROVINCIA -Dr. Roberto Lezcano-

VER NOTA ORIGINAL

Ante la creciente preocupación de la comunidad por el irresuelto problema de la contaminación del ecosistema del arroyo Calá la radio de Basavilbaso se contactó con el Dr. Roberto Lescano. El reconocido profesional del medio hace mucho tiempo viene denunciando casos de mortandad masiva de aves, cerdos, perros, y en los últimos años daños irreversibles en mujeres y niños debido a fumigaciones con insecticidas y herbicidas. El Dr. Lescano, quién no se limita a observar, sino que personalmente llevó casos ante fiscales y jueces, no ocultó su preocupación por lo que ocurre en el paraje donde el General Justo José de Urquiza estableció su campamento para el ejército con el cual realizó la gloriosa cruzada libertadora y consideró “sumamente preocupantes” las declaraciones del Secretario de Medio Ambiente, Ingeniero Fernando Raffo.

El Dr. Lescano reclama cambios drásticos en el sistema productivo.

“La preocupación y la desconfianza de la gente se hace más evidente y hasta exasperante por la forma de proceder de los funcionarios de la Secretaría de Medio Ambiente, a cargo del Ingeniero Fernando Raffo. A casi 2 años y medio de esta gestión, todavía no han podido o no han querido terminar con la contaminación del ecosistema del arroyo Calá, al que vierten efluentes industriales que provocan los malos olores que todos percibimos hasta en Basavilbaso; y el suelo, con las toneladas de vísceras que entierran, cavando fosas en el terreno de la fábrica (sobre esto no he escuchado que se lo tenga en cuenta)”, expresó el Dr. Lescano al tiempo que pidió termine de una vez con estas situaciones porque las actuaciones de la Secretaria de Medio Ambiente vienen de mucho tiempo atrás, de administraciones anteriores y “esta gestión da plazos que no se cumplen, da prorrogas y prorrogas. Dice que impone multas y no se sabe si las cobran o no dan a conocer que las cobraron”.

Desde un pensamiento crítico, que se pretende aporten al debate, el reconocido profesional hizo algunas consideraciones: “Desde el año 1996, con la aprobación en la Secretaría de Agricultura de la Nación, de permitir la soja transgénica (u organismos genéticamente modificados) que en realidad fue el llamado “Paquete Tecnológico”, que incluía el uso del glifosato y otros agroquímicos, se hizo con los estudios que presentó la empresa interesada sin ningún estudio por parte del Estado Nacional; siguiendo con el veto a la Ley de Protección de los Glaciares, la autorización de explotación de minas a cielo abierto con exenciones impositivas y posibles subsidios, recordando que a la fecha, y a casi 3 años del fallo judicial, el gobierno de Corrientes no ha cumplido con el mandamiento de destrucción de terraplenes en los esteros del Iberá (Patrimonio de la Humanidad), con la autorización del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y del Intendente de Berisso, en el año 2008, y donde hasta hoy el pueblo e instituciones siguen luchando para que no funcione, se cedió un predio a préstamo de uso para que se instale, a menos de 300 metros de escuela, club de barrio, delegación de Anses, etc., la fábrica “Permanex”, de capitales chilenos, altamente contaminante porque es para producir ANHIDRIDO FTÁLICO, ÁCIDO FUMARICO Y PLASTIFICANTES, y últimamente en Raíces, Departamento Villaguay, la lucha de los vecinos del lugar y de la ciudad de Villaguay para que no se instale, a 400 metros de una escuela, una planta procesadora del PCB, SUSTANCIA CANCERÍGENA (prohibida a nivel mundial, y acá se sigue utilizando con plazo máximo hasta fines del 2010), y el Ingeniero Raffo, a pesar que se sabe que el estudio de impacto ambiental no era para ese sitio sino para otro más distante (aquí cabe la pregunta si no se está incurriendo en por lo menos falsificación ideológica), RATIFICÓ QUE SE VA HA INSTALAR contribuyendo a que siga creciendo la desconfianza en quienes debería actuar en defensa de la vida”, manifestó el Dr. Lescano.

Sobre el método de declorinación reconoce que es el que se ha usado en la mayoría de las provincias argentinas, pero “falta saber si es una planta fija o móvil donde se depositará el producto tóxico de la declorinación”.

En referencia a los terraplenes, siembra y fumigaciones en las islas del delta entrerriano frente a Victoria, advierte que hasta donde conoce todavía no se tomaron ningún tipo de medidas aunque reconoce que hay en la legislatura proyectos de Ley, pero que todavía no se los ha tratado.

Tras mencionar estos casos el médico advirtió: “claramente faltan decisiones política que permitan un cambio drástico en el sistema productivo. Que los gobiernos se ocupen de proteger la vida y evitar se nos someta a la imposición de los países poderosos que al parecer desean convertirnos en el basurero del mundo con la consiguiente destrucción del medio ambiente, la salud humana de esta y las futuras generaciones.

“Son sumamente preocupantes las declaraciones del Ingeniero Raffo al querer deslindar solapadamente la responsabilidad de la empresa Manfico al decir que a priori sería consecuencia de los agroquímicos la mortandad de los peces en el Calá, cuando ni siquiera habrían llegado las muestras de agua a algún laboratorio para analizarlas; más preocupante aún es cuando reconoce la fábrica “todavía larga algunos efluentes”, pero no dice si son contaminantes, y si lo son omite decir qué sustancias contaminantes son, ni porqué todavía se lo permiten”, se quejó el facultativo oriundo de Basavilbaso.

Para el Dr. Lescano sería “muy importante” se diera a conocer públicamente si la toma de las muestras de agua que el Ingeniero Raffo dice se tomaron del Calá el día sábado se hicieron bajo acta, con por lo menos 2 testigos presénciales que firmaran; si por lo menos se tomaron muestras por triplicado de por lo menos 3 lugares distintos y por lo menos 3 recipientes por cada toma; si se sellaron herméticamente y se lacraron; porque si esto no se hizo así carecen de credibilidad, validez jurídica y científica.

También demanda que se diga públicamente si también el día sábado se realizó inspección de la planta, y si se solicito copia de lo procesado y elaborado y ¿qué productos químicos utilizaron en los mismos por lo menos en los últimos 5 días previos al hallazgo de los pescados muertos?, para que de esta manera se pueda pedir análisis toxicológicos de los mismos en el agua y en los pescados, si es que también llevaron, para poder cotejarlos con los que se pudieran hallar con los análisis.

“Que se diga públicamente si también llevaron pescados muertos de muestras para estudios anatomopatológicos y análisis toxicológicos dónde se van a realizar y si también se labró acta con testigos presénciales, si no se realizó este acto y solo se llevó agua los resultados pueden llegara no ser concluyentes”, insistió el Dr. Lescano.

En otro pasaje de la charla con RIEL FM el médico pidió que se diga públicamente si el neutralizar los olores nauseabundos con extracto de vainilla “¿es lo correcto?”, o simplemente “es una triquiñuela de la empresa para hacer creer que está todo bien y no lo está porque olores siempre aparecen y es porque los empleados se olvidan de reponer la vainilla cuando esta se acaba”. Por último reclamó que públicamente se diga cual es la fecha definitiva, si es que la hay, para que la empresa Manfico cumpla con todos los requisitos que la Ley exige porque “sus dueños han demostrado a través del tiempo y su accionar dilatorio de el total incumplimiento a la RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA, obligatoria a todas las empresas del mundo, y el total desprecio por la salud y calidad de vida de las personas y conservación del medio ambiente”.

NOTA DE  FUNDAVIDA: La empresa Manfico ha sido advertida, inspeccionada, reinspeccionada, intimada, apremiada, en muchísimas oportunidades,  por la Sec. de 1/2 Ambiente, sin embargo, esta repartición, la deja contaminar libremente por razones que no dejan de despertar suspicacia.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *