LOS AGRICULTORES FAMILIARES DE LA PATAGONIA DENUNCIAN UNA TRAGEDIA

Los Agricultores Familiares de la Patagonia vivimos otra tragedia en el mes de la MEMORIA, LA VERDAD Y LA JUSTICIA.

En estos días, cuando estábamos organizando la plantación de 30.000 árboles, en conmemoración de los hermanos, camaradas y compañeros DESAPARECIDOS, luchadores por un mundo mejor, nos volvemos a despertar con un nuevo capítulo del drama de los incendios que destruyen la Vida: la de los productores y sus familias y la de las especies animales y vegetales que conviven con ellos y nosotros brindándonos lo suficiente y pidiendo solo a cambio nuestro amparo, respeto y protección.

Es “paradojicamente” fácil y recurrente descubrir a los actores, pertenecientes a un sector

minúsculo en cuanto al número pero poderosos no solo económicamente, sino también la desidia o desaprensión de los decisores políticos y técnicos, que reparan en gastos a la hora de planificar e invertir en obras acordes a una geografía determinada como a la hora de prevenir y asistir a los directamente afectados por esas decisiones detrás de LA TERRIBLE TRAGEDIA DE LOS INCENDIOS.

Pareciera ser que las mayorías que quieren vivir en paz, equidad, justicia y dignidad no cuentan, a la hora de prevenir y construir todo lo necesario para evitar que incendios como estos se sucedan recurrentemente destrozando esa vida y el sacrificio y el trabajo de nuestros productores y habitantes de la Patagonia y que sí cuenta todo aquello que sirva para especular con las tierras, los minerales, las bellezas naturales o con un negocio turístico solo para unos pocos y en su mayoría extranjeros, y, como siempre, colonizarnos, empobrecernos y desalojar a los que “transpiramos la camiseta” por la Soberanía Alimentaria, la Diversificación Productiva, la Justicia Social y los Derechos Humanos.

En este mes tan especial, queremos recordar el genocidio de nuestros pueblos originarios, luego la masacre de 1500 trabajadores de Santa Cruz, la acumulación de tierras por extranjeros especuladores, el abandono de las economías regionales producto de un centralismo liberal[1]capitalista y las privatizaciones, el clientelismo de políticos egoístas, con la complicidad de una parte del Poder Judicial que y a favor de unas pocas empresas y dirigentes empresarios que concentran, acaparan y fijan tanto los precios al productor por el fruto de su trabajo y su capital como al consumidor en su capacidad de compra de bienes y capacidad de ahorro, y, también, de un sector financiero donde se ha tergiversado constantemente el rol de la banca pública tanto provincial como nacional como cooperativa.

2021Todo ello en lugar de facilitar el desarrollo económico con justicia social, ha promovido y sigue promoviendo el divide y reinarás, el miedo y el saqueo de los recursos naturales, la desertificación y el deterioro del medio ambiente.

Ello ha sido posible hasta ahora porque esos mismos actores, a los que genéricamente

denominamos “la derecha”, por ser conservadora de un orden inmoral, corrupto y asesino, han promovido el ODIO y la división entre ciudadanos y sectores de la sociedad que, pudiendo diferir en intereses particulares o sectoriales circunstanciales o puntuales, tienen, sin duda, en común el ser VÍCTIMAS de ese orden injusto para el trabajo y la producción y la vida con dignidad.

Por todo ello GRITAMOS, PROPONEMOS y RECLAMAMOS:

Que se dispongan de inmediato y formalmente una mesa de dialogo con representantes de los tres poderes públicos tanto provinciales como nacionales y sus respectivos ministerios y organismos ejecutores y los representantes de vecinos y productores afectados para la coordinación de acciones a través de programas que tengan presupuesto para mitigar y evitar sucesos de este tipo en lo inmediato y el corto, mediano y largo plazo.

 Se condonen y eximan a todos los productores y familias afectadas de todas las deudas tanto de tributos nacionales, provinciales y municipales como de los servicios públicos hasta tanto vuelvan a recuperar el poder adquisitivo, el capital y el nivel de producción existente previo a estos incendios, sin que esto sirva solo a “los vivos” que especulan con la tragedia. Para ello el registro de los beneficiarios debe ser público, claro y transparente y con plazos y tiempos concretos acordados por las partes.

 Se disponga el envío de unidades de campamento rápido y acorde a la época del año, para

que las familias puedan establecerse de nuevo en sus lotes a fin de evitar el robo o saqueo de las pertenencias que puedan salvar, previniendo las situaciones de inseguridad y conflicto que agraven aún mas el cuadro social y emocional de las mismas.

 La reconstrucción del tendido eléctrico y de otros servicios de manera subterránea, segura y acorde a las particularidades ambientales de la región y localidades afectadas.

 El establecimiento de un nuevo sistema de monitoreo, prevención y actuación temprana, con recursos humanos, tecnológicos y materiales suficientes para evitar que esto vuelva a suceder.

 La provisión mediante un plan específico con fondos nacionales, provinciales y municipales

que provea de inmediato la adquisición de materiales, insumos, infraestructura, maquinaria, animales y vegetales destinados a la producción y mano de obra local para la reconstrucción

tanto de las viviendas particulares como de los establecimientos productivos afectados.

 La conformación en el ámbito del Ministerio Público Fiscal de la Nación de una Unidad Fiscal que investigue la posible comisión de delitos que puedan haber provocado esta tragedia social, económica y ambiental y esclarezca de manera pública e informada en el menor plazo posible si existen responsables y en qué grado.

 La asistencia y contención necesaria alimentaria, educativa y sanitaria para todos los afectados.

 Se repudie y castigue severamente por parte de todos los representantes de los poderes públicos a quienes en estos días han vertido expresiones xenófabas, racistas y discriminatorias en los medios de comunicación y que solo provocan mayor dolor en el dolor de las ciudadanas y ciudadanos y particularmente de las comunidades afectadas. Dando un claro y contundente ejemplo de que no hay lugar en Democracia para quienes dividen a la población cuando hace falta más unidad y más cohesión ante el drama común.

¡¡¡MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA!!!

BASTA DE GENOCIDIOS ECONÓMICOS SOCIALES!!!

BASTA DE SAQUEO DE LA RICA PATAGONIA!!!

BASTA DE INCENDIOS CRIMINALES!!!

BASTA DE CAMPAÑAS DE ODIO Y MIEDO!!!

30.000 DESAPARECIDOS: ¡¡¡PRESENTES!!!

BASTA DE MACHISMO Y FEMICIDIOS!!!

¡NI UN PASO ATRÁS!!!

FONAF RIO NEGRO

Federación de Organizaciones Nucleadas de la Agricultura Familia

Comentá desde Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.