Home / Campañas / LO DECLARAN MUERTO, PERO GOZA DE BUENA SALUD

LO DECLARAN MUERTO, PERO GOZA DE BUENA SALUD

 

Hace unos días el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la República Argentina, Sergio Bergman, fue a la República Oriental del Uruguay, y mantuvo un encuentro de trabajo con la Ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Arq. Eneida de León.

LO DECLARAN MUERTO, PERO GOZA DE BUENA SALUD

444

El otrora rabino ambientalista, quien como tantos otros usó la Asamblea Ciudadana local  para escalar posiciones políticas, no tuvo ningún empacho en tratar de presentar su visita como una muestra de la superación del conflicto instalado por la implantación de la pastera de BOTNIA (UPM) en Fray Bentos.

Sin embargo, como tantas veces los muertos, declarados tales por ellos, gozan de buena salud; a lo largo de los años de esta historia hemos visto repetidamente a voluntariosos comedidos que tratan de librarse de la pesada carga política que significa este conflicto declarándolo terminado, como si el solo enunciado lo decretara, para luego ver que no solo no está terminado sino que se mantiene vivo y activo en la militancia ciudadana que se encarga de recordarle a los burócratas que la defensa de la vida y la naturaleza es una causa que vino a instalarse para siempre en la conciencia de gente.

El caso del rabino Bergman es especialmente doloroso para los que en él creyeron cuando año tras año venía a las marchas y recitaba su catecismo demagógico plagado de lugares comunes vacíos de con tenido acerca de la lucha de los locales contra el modelo celulósico que está destruyendo la naturaleza regional.                         Para luego bendecir con su pintoresca retórica oportunista la nueva delegación argentina ante CARU, nombrada por el actual gobierno, que ha demostrado con su actuación no solo la ignorancia supina en los temas de competencia de los nuevos delegados sino la complicidad criminal de sus decisiones que se han pasado por la riñonera los acuerdos, firmados en los tratados internacionales para facilitar la obtención de las impúdicas ganancias que está logrando la empresa finlandesa a costa de nuestra salud.

Mientras tanto el gobierno frenteamplista, desesperado por la actividad económica circunstancial que provocaría la construcción de la nueva planta de celulosa finlandesa en la nacientes del Río Negro (ROU) que agravaría aún más todavía la catástrofe de contaminación que lo está destruyendo este modelo neocolonial nefasto, hace concesiones brutales a estos capitales voraces que no se detienen ante nada y ante nadie en su afán de maximizar ganancias.

En los últimos días la empresa dio a conocer el monto de sus ganancias en el primer trimestre de 2017, que alcanzó la friolera de  305 millones de dólares, que anualizadas significan más de 1.200 millones de la misma moneda, cifra que supera el costo total de instalación de la planta de Fray Bentos hace una década. La cifra se torna más agraviante aún si tenemos en cuenta que por estos días los finlandeses presionan al gobierno uruguayo para que también los eximan de pagar el impuesto al patrimonio por la nueva pastera que significaría solo 3 de esos millones, cifra que por rango comparativo queda ridícula, pero que sirve para ilustrar la magnitud de la voracidad de estos capitales impiadosos.

En oportunidad de la reunión referida, poniendo de manifiesto su exasperante fragilidad moral, Bergman manifestó su beneplácito por:…” el trabajo conjunto para la formulación de propuestas de proyectos de cooperación bilateral en materia de adaptación al cambio climático en ciudades y ecosistemas vulnerables costeros del Río Uruguay…”.

La malintencionada parodia de superación del conflicto ensayada por el funcionario no hace más que poner de manifiesto nuestra indefensión frente a estos intereses, que una y otra vez compran voluntades haciéndolos cómplices de sus designios.                       Pero no bajaremos los brazos ni nos dejaremos seducir por cantos de sirena, seguiremos luchando por nuestro derecho a la vida y a un ambiente sano.

 

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *