Home / Campañas / LE PEGAN AL INTA: NOS PEGAN A TODOS

LE PEGAN AL INTA: NOS PEGAN A TODOS

No es necesario ser vidente para advertir detrás de esta lamentable decisión la mano de Bayer / Monsanto, las dos multinacionales recientemente fusionadas que consideran estratégico para  sus planes de control, saqueo de nuestros recursos naturales acuíferos y fertilidad, que Argentina pierda su capacidad de investigación autónoma en este tema que es, probablemente, el más importante para nuestra independencia económica futura.

LE PEGAN AL INTA: NOS PEGAN A TODOS

images

programa pro-huerta

El presupuesto previsto por el gobierno para el ejercicio 2017 del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) es de $ 5112 millones. La cifra es menor en $1.140 millones a lo que requiere el organismo para no disminuir su planta de personal, afectar su funcionamiento y el cumplimiento de sus compromisos institucionales. 

La información dada por los trabajadores del INTA (APINTA); destacando que no estamos hablando de un organismo que haya incrementado su planta de personal en forma significativa los últimos años, que ahora se verá afectada por la medida: serán 218 millones menos para salarios de profesionales y científicos, que afectará 300 contratados y 330 trabajadores de Planta no Permanente, además de 340 becarios de formación que no podrán ser incorporados a la Institución el año próximo.

Reducir el INTA significa, además de un millar de puestos de trabajo menos para valiosos investigadores y extensionistas, que pequeños productores y las economías regionales verán la asistencia técnica drásticamente reducida; la caída de proyectos de investigación, abandonar el mantenimiento de edificios y el deterioro de equipos de alta tecnología.

Es difícil aceptar que en un año en el Argentina se está endeudando en cincuenta mil millones de dólares, o en el que se fugarán de nuestro Banco Central más de veinte mil, que saldrán de manos de los especuladores y sanguijuelas varias, no se afecten apenas ochenta, o sea el 0,001 % de esa cifra para mantener funcionando uno de nuestros institutos de investigación y extensión de mayor significación estratégica.

Es una noticia que causa enorme preocupación: se comienzan a dar pasos para desarticular el organismo que garantiza la soberanía alimentaria, a manos de privilegiar los intereses de las multinacionales que están destruyendo nuestros suelos y acuíferos, enajenando nuestra fertilidad.

Entre las consecuencias más graves esté la afectación de los bancos de germoplasma y los laboratorios, consultados por todo el mundo.          Se abandonarán valiosos proyectos de investigación, y muchas otras consecuencias, que en conjunto marcaran el inicio de la decadencia de uno de los institutos públicos de importancia estratégica para el desarrollo de nuestra Soberanía Alimentaria e independencia económica.

No es necesario ser vidente para advertir detrás de esta lamentable decisión la mano de Bayer / Monsanto, las dos multinacionales recientemente fusionadas que consideran estratégico para  sus planes de control, saqueo de nuestros recursos naturales acuíferos y fertilidad, que Argentina pierda su capacidad de investigación autónoma en este tema que es, probablemente, el más importante para nuestra independencia económica futura.

Las autoridades proclaman ante cada micrófono que les pongan delante que debemos exportar productos agropecuarios con valor agregado en lugar de commoditties, pero la decisión de desarmar INTA apunta exactamente en el sentido contrario.   Lo que expresa la verdadera intención e ideología de los gobernantes son los hechos, no los discursos, y este ejemplo es más revelador que cien mil palabras.

La medida es tan irracional que incluso un actor impensado se pronunció contra el desguace del organismo: AAPRESID -Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa- denunció que «tal recorte traería aparejado consecuencias negativas» en el trabajo que realiza el INTA para la innovación tecnológica de insumos y procesos para el sector agroindustrial”

 

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *