Home / Destacados / LAS UNIVERSIDADES NACIONALES Y EL SAQUEO MINERO

LAS UNIVERSIDADES NACIONALES Y EL SAQUEO MINERO

…. el Gobernador Luis Breder Herrera fue denunciado nada menos que por el ex presidente Carlos  Menem por haber recibido hasta el año 2.000 coimas de más de 100 millones de dólares consignando en su denuncia los números de las cuentas en bancos extranjeros donde Breder depositó este dinero de la corrupción recibido de la mineras.

LAS UNIVERSIDADES  NACIONALES Y EL  SAQUEO MINERO

-Tercera Nota-

Para el lector desprevenido es un tanto forzado imaginar a una institución tan valorada por la sociedad como la Universidad Nacional con el saqueo neocolonial a nuestro país, y mucho más aceptar la cifras que surgen de las investigaciones judiciales que está promoviendo el Fiscal Antonio Gustavo Gómez en los estrados de la Justicia Federal.

Sin embargo del expediente surgen las probanzas necesarias  para acreditar este delito que por sus actores y magnitud no es un delito más sino la mayor estafa que jamás se haya concretado en nuestro país contra el erario público.

Estafa que para ser concretada ha necesitado de la complicidad imprescindible de sus actores que son: las corporaciones mineras  Glencore-Xstrata, Yamana Gold y Goldcorp, por una parte y YMAD –Yacimiento Minero Agua de Dionisio- integrada por la Universidad de Tucumán (que asocia al resto de las UN), un 40%  y el gobiernos de Catamarca un 60%.

Hace ya muchos años, cuando no existían los medios de detección actuales para localizar los potenciales yacimientos de minerales había que efectuar expediciones hasta los sitios probables;  en ese entonces, geólogos de la Universidad de Tucumán, en investigaciones de campo encontraron estos extraordinarios yacimientos minerales en Catamarca.

El procedimiento legal de la época consistía en que quien realizaba el descubrimiento y lo denunciaba a las autoridades se reservaba para sí el derecho a la explotación comercial  que surgiera en consecuencia.

Los descubrimientos efectuados por la Universidad de Tucumán en la zona de Farallón Negro, fueron  notables: yacimientos de Oro, Plata, Molibdeno y Cobre, y lo que genéricamente se conoce por su denominación en inglés Rare Earths, traducidos como Tierras Raras que en realidad son más de 50 minerales como Cromo, Titanio, circonio, Cerio, Cobalto, Cesio, Hafnio, Lantano, Lutecio, Columbio, Níquel, Escandio, Tantalio, Terbio, Torio, Uranio, Tungsteno, Ytrio, Iterbio, entre otros; algunos de ellos con un valor significativamente mayor incluso que el oro.

Para la explotación del yacimiento se constituyó una UTE -Unión Transitoria de Empresas- entre el consorcio extranjero gerenciado por Inglaterra por una parte e YMAD  por la otra, que recibiría por contrato el 20% de los beneficios del proyecto más un 3% que corresponde a la provincia de Catamarca

Pero, salvo el oro,  cobre y  molibdeno los demás metales de la lista se sacan del país sin declarar previamente como exportaciones, a pesar que representan el mayor ingreso de la explotación y por lo tanto tampoco se pagan sus porcentajes a Catamarca y a la Universidad de Tucumán.   Estas vergonzosas facilidades fueron otorgadas por el gobierno nacional en 1996, refrendadas por el de Catamarca y además les concedieron 7 años de gracia sin pagar regalías ni impuestos.

Vencido el período exento, el consorcio multinacional comenzó a tributar solo por el oro la plata y el molibdeno, abonando una bagatela a sus socios locales por el resto, en una declaración jurada imposible de verificar porque se efectúa varios meses después de sacados los minerales del país, una cifra irrisoria que los geólogos Miguel Gianfrancisco y Guillermo Amílcar Vergara, en su denuncia corroborada por la justicia estiman al día de hoy en más de U$S 40.000.000.000.-

La U. de Tucumán asocia por convenio estos ingresos al resto de las Universidades Nacionales, entre ellas la UNER –Universidad Nacional de Entre Ríos-, que salvo la Facultad de Bromatología que los rechazó, el resto de sus facultades aceptaron haciéndose cómplices de tres hechos que pueden incurrir en la calificación de delitos, el primero el delito ambiental que está cometiendo Bajos de La Alumbrera con sus vertidos tóxicos en Catamarca, el segundo es el de evasión fiscal y estafa a YMAD por los metales que exporta sin declarar y el tercero, en trámite de concreción, el inicio de actividades de la mina Bajo del Durazno como continuidad de La Alumbrera, cuando es un nuevo yacimiento que de este modo obviaría cumplir los requisitos que marca la ley para estos casos.

Ud. Amigo lector ¿Qué haría si tiene una sociedad con alguien que ha sido denunciado a la justicia por declarar una ínfima parte de lo que produce? No dudamos que reclamaría que le paguen lo que corresponde.

Pero nuestra Universidades Nacionales se quedan calladas a pesar de las evidencias y denuncias.

En el caso de la provincia de Catamarca es evidente lo que ocurre: el Gobernador Luis Breder Herrera fue denunciado nada menos que por el ex presidente Carlos  Menem por haber recibido hasta el año 2.000 coimas de más de 100 millones de dólares consignando en su denuncia los números de las cuentas en bancos extranjeros donde Breder depositó este dinero de la corrupción recibido de la mineras.

¿Por qué las Universidades Nacionales a Través de la de Tucumán no reclaman lo que corresponde?

Usted tiene libertad de respuesta.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *