Home / General / LALO: » EN NUESTRA REGIÓN YA COMENZARON LAS GUERRAS POR EL AGUA»

LALO: » EN NUESTRA REGIÓN YA COMENZARON LAS GUERRAS POR EL AGUA»

PUBLICADO EN GUALEGUAYCHÚ a DIARIO

El socialismo y organizaciones ambientales buscan propuestas para el Delta del Paraná

 Tras la iniciativa oficialista de Arroz Delta S.A. Se desarrolló en la ciudad el panel ‘Propuestas para el Delta del Paraná’, impulsado por el Centro Socialista de Gualeguaychú con el objeto  de abrir el debate en torno a la posible explotación de tierras fiscales. “Debemos ocuparnos de generar una propuesta alternativa a la que se intentó imponer entre gallos y medianoche en diciembre”, asentó el diputado provincial Lisandro Viale (PS). El dirigente de Federación Agraria de Villa Paranacito, sostuvo al respecto que habrá que ser “creativos” porque el Delta es único en el mundo. Dieron su opinión además Martín Rivas de la agrupación ‘El Agua Manda’, y el referente de Fundavida, Edgardo Moreyra.

El Delta del Paraná es un inmenso humedal y como tal, además de albergar una rica diversidad biológica, cumple múltiples y fundamentales funciones como la recarga y descarga de acuíferos, el control de inundaciones, la retención de sedimentos y nutrientes, la estabilización de costas, la protección contra la erosión, la regulación del clima y una extensa lista de bienes y servicios al hombre.

Así consta en el Plan Integral Estratégico para el Delta del Paraná de la Secretaria de Planificación y Ambiente (PIECAS 2008). Sin embargo, en diciembre pasado, el Ejecutivo provincial elevó a la Legislatura un proyecto que entregaba estas tierras fiscales para su explotación por 99 años y permitía, entre otras cosas, su fumigación. La mayoría convirtió al proyecto en Ley 10.092, pero la misma debió ser rápidamente derogada por la presión ejercida por parte de la oposición, organizaciones ambientalistas y los gobiernos de Santa Fe y Buenos Aires.

Temporetti: Usar como base la Constitución Nacional

El dirigente de Federación Agraria de Villa Paranacito, Jorge Temporetti, observó que “la ofensiva sobre la tierra no se puede sacar del contexto mundial”, donde los terrenos fértiles y el agua se han convertido en la mercancía más buscada.

En ese orden, Temporetti se preguntó cómo miles de hectáreas entrerrianas han quedado en mano de inversores extranjeros.

“Hay que proteger y cuidar el Delta del Paraná. Hay isleños que viven en estas tierras”, enfatizó el referente agrario y deseó que “hubiese una política seria sobre el Delta”, al que calificó como “un lugar estratégico”.  Al respecto, consideró que bastaría para empezar, si se usara como base la Constitución Nacional.

Temporetti advirtió asimismo que “el PIECAS es algo mal parido”, ya que surgió como respuesta del gobierno nacional a la protesta agraria de 2008, en un marco de “desconocimiento” del territorio y su cultura.

“Hay expulsión de la población”, objetó y en ese punto retomó consignas históricas de Federación Agraria: “La tierra debe ser para los isleños y los hijos de los isleños. La tierra en función social y una agricultura con agricultores es lo que queremos”, marcó.

En tanto que en otra intervención, se refirió a la creatividad que habrá que tener para generar una propuesta de utilización sustentable del Delta del Paraná. “Es único en el mundo, no nos podemos copiar mucho”, cerró.

Martín Rivas: Contraofensiva ciudadana

“Es una lástima tener gente que nos representa haciendo estas barbaridades, mientras el ciudadano común tiene que tomar la determinación de defender el patrimonio natural”, fustigó el integrante de la agrupación ‘El Agua Manda’.

Con un discurso desde el sentimiento, la experiencia y el conocimiento del río y sus habitantes, Rivas advirtió sobre las intenciones de las grandes potencias mundiales de apropiarse de nuestras tierras y apuntó: “No sabemos con certeza qué están persiguiendo, pero seguramente tiene que ver con el agua dulce y con generar riquezas a bajo costo para ellos y alto costo para el ecosistema”.

“Empresas de otros países se están quedando con lugares que deberían ser aprovechados por nuestros paisanos”, replicó el joven.

Y para concluir puso como ejemplo la mala experiencia que Gualeguaychú y Entre Ríos están sufriendo con Botnia, a la que definió como “una catástrofe ambiental a 20 años”.

Lalo Moreyra: Convertir el Delta en reserva protegida

“Siempre quedan algunos locos y terco que siguen creyendo”, parafraseó al pensador uruguayo Eduardo Galeano. “No ha alcanzado nada de lo que hemos hecho. Son tan fuertes, son tan malditos”, dejó marcado enseguida su carácter pesimista.

“Ya advirtió la ONU que las próximas guerras van a ser por el agua. Ya empezaron, pero de guantes blancos”, observó.

El referente de Fundavida desconfió plenamente de lo que pudiesen llegar a hacer los gobernantes… “los que están, los que fueron y los que vendrán”. “Hay oposición, hay dirigentes que piensan como el pueblo, pero si nos sinceramos, sabemos que aunque lleguen no podrán”, asentó.

En ese marco Moreyra criticó además que todavía no se haya podido sacar el Código Ambiental que proteja el patrimonio entrerriano, y aseveró que a pesar del compromiso asumido al inicio de su primera gestión el gobernador Sergio Urribarri, “nunca se ha desforestado como ahora”.

Para el ambientalista de Gualeguaychú la consigna es simple: “Con el Delta hay que hacer un humedal, una reserva protegida; dejar que equilibre el clima y finalmente decidirnos a dejarles algo a las futuras generaciones”.

Lisandro Viale: Instalar el tema

Para cerrar la mesa de disertaciones y dar lugar al debate, tomó la palabra el diputado socialista Lisandro Viale, quien advirtió que “de no lograr instalar el tema en la sociedad entrerriana, vamos a tener fuertes dolores de cabeza en el corto plazo”.

Es que el legislador opositor entiende que si no se define seriamente qué se pretende hacer con el Delta, “en cualquier momento nos van a presentar la misma moda vestida con distinta seda”.

Ante ese escenario, el socialismo y la UCR han comenzado a recorrer distintas localidades de la provincia planteando el debate. Pasaron así por Gualeguay, Victoria, Gualeguaychú y van por más.

“Debemos ocuparnos de generar una propuesta alternativa a la que se intentó imponer entre gallos y medianoche en diciembre, con el proyecto de entregar las tierras fiscales por 99 años a la Sociedad Anónima ‘Arroz del Delta’. “Un siglo para que hicieran con tierras fiscales lo que quisieran y en condición de transferibles, es decir que cualquier empresa extranjera podía tomar la posta de hacer uso y abuso de nuestras islas”, se indignó Viale y ahondó: “Por un lado se votaba una ley contra la extranjerización, y por otro se intentaba hacer pasar esto”.

“Debemos definir cuáles son los lineamientos por los que debería pasar una producción sustentable en el Delta, ya que somos pesimistas en el sentido de que lo que no sepamos proponer, ocupar con agentes sociales, lo van a mal destinar”, asentó.

“El triunfo político de la derogación de la Ley 10.092 es sólo el inicio, pero una nueva arremetida no sé si la podremos contener”, reflexionó el socialista y concluyó: “¡Si no queremos otra Botnia, tenemos que empezar ya!”.

Una intervención de alerta

“La provincia tiene una ley de áreas naturales protegidas (2005) y una de esas áreas es el Delta. Evidentemente esa norma está siendo ignorada”, argumentó desde el auditorio el abogado gualeguaychuense Fabián Moreno Navarro.

“A nuestros representantes hay que exigirles que pongan operativas esas normas”, marcó como el primer paso a dar el letrado.

Y fustigó: “¡Es ley. Nadie se está ocupando de ponerla en práctica y eso es lo más preocupante!”

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *