Home / General / LA VERDAD SOBRE LOS HURACANES EN USA -colaboración de Edward Murdoch

LA VERDAD SOBRE LOS HURACANES EN USA -colaboración de Edward Murdoch


Hasta en C5N el posible arribo de un huracán al estado de la Florida es usado para pintar una realidad que no existe en dicho país.

LA VERDAD SOBRE LOS HURACANES EN EE.UU

Los datos concretos demuestran que la organización para las tormentas ha sido desastrosa. Estados Unidos no se caracteriza por tener una buena gestión en cuanto a lo social, mucho menos para las clases trabajadoras.

Durante el huracán Katrina en Louisiana no hubo suficiente transporte público para evacuar a la gente sin vehículos. Ni se rescató a los pobres por muchos días; quienes buscaron refugio dentro del estadio de fútbol americano vivieron semanas dignas de una película de horror y cacotopía, con todo tipo de desmanes. En un asilo de ancianos murieron todos ahogados; en un hospital los médicos tuvieron que pasar de largo a pacientes en salas de unidades de cuidado intensivo antes que los tape el agua.

En uno de los últimos huracanes que pegó a Florida de lleno se descubrió que la construcción no cumplía con los requisitos mínimos, por lo que en barrios muy pudientes las casas volaban como si fuesen de papel. Y después, no se impusieron ningún tipo de restricciones a usureros y codiciosos. Dueños inescrupulosos de departamentos desalojaban a personas pobres para subir ampliamente los precios, ya que toda esa gente rica sin hogares creaba una nueva demanda; y las botellitas de agua se vendían a cinco veces su valor regular.

Puedo pasarme todo el día contando anécdotas, no solo confirmadas en los medios, sino personales ya que yo pasé por dos huracanes y dos tormentas tropicales en Houston.
Las zonas más afectadas quedan hasta por semanas sin energía, sin hielo, sin combustible, etc. La organización es siempre paupérrima.

Es realmente patético escuchar a papanatas en los programas de televisión dando versiones de lo que acontece que no se condicen para nada con la realidad.
Por la negligencia en Katrina tendría que haber renunciado hasta el presidente. Fue una negligencia literalmente criminal desde todo aspecto, falta de preparación de la ciudad para huracanes (en gran parte debido a falta de crédito federal); falta de recursos para evacuar a la gente; falta de intervención de los organismos para emergencia, etc.

Realmente deprime ver cómo en los canales masivos se pinta una realidad inexistente de lo que sucede en Estados Unidos durante estas tormentas.
Ambos casos preceden a Rita y a Ike, que pasó el primero cerca de Houston y el segundo, pegó de lleno. Y la organización fue paupérrima. La gente se asesinaba en estaciones de servicio por conseguir gasolina, las autopistas estaban repletas de autos sin que se puedan mover por horas, un autobús lleno de gente anciana se prendió fuego de camino a Dallas sin que puedan rescatar ni a una sola persona. Los medios, hasta los locales, esconden todos estos desastres.

Un amigo que sabe de construcción hasta me mostraba las juntas, conectores, etc que no se debían usar diciéndome ¨ves estos… son los que critican que causaron la destrucción en Andrew¨… y los siguen usando en lugares como Houston que también tiene pasos de huracanes.

Podría sentarme y escribir un día entero…
En Lousiana no se hizo absolutamente nada para corregir las razones de las inundaciones. 1. los diques de contención son muy bajos. 2. se dragó un canal para barcos de ultramar retirando toda la defensa natural que constituían los manglares, por lo que la pared de agua que traía la tormenta entró a la ciudad sin resistencia.
Estos dos problemas siguen sin ser resueltos. Si un huracán entra desde la misma dirección a New Orleans que entró Katrina, vuelve a quedar bajo agua.
Ni que hablar de los buitres inmobiliarios. Muchísima gente nunca recibió el rescate económico de FEMA, fue todo un cuento. Por lo que se vieron obligados a tener que vender sus casitas a una fracción del valor para que allí se desarrollaran grandes negociados inmobiliarios.
Da para rato…

Por Edward Murdoch

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *