Home / General / LA VERDAD SOBRE EL GLIFOSATO

LA VERDAD SOBRE EL GLIFOSATO

EL GLIFOSATO

Desde quienes lo sufren, no desde quienes ganan dinero con él

Días atrás una solicitada, presentó información errónea, respecto a las características de las substancias que se estan utilizando en la agricultura provincial; además, presuntas conclusiones de estudios científicos que las han analizado (deliberadamente falseadas); y datos económicos del sector en general.

En el planeta se cultivan 1.500 millones de hectáreas anualmente, Argentina lo hace sobre algo mas de 30 millones lo que representan tan solo un 2% del total mundial, a pesar de esto utiliza el 10% del glifosato que se vuelca en el mundo, una cifra extraordinaria que quintuplica el promedio global, transformando al país en una experiencia de campo inédita por su escala.

Un tribunal de Lyon -Francia- por una denuncia presentada por la ONG francesa Eaux et Rivires de Bretagne (ERB) ante el Ministerio del Medio Ambiente galo acusó a la filial francesa de Monsanto así como a Scotts France de mentir en su publicidad ya que el glifosato, una sustancia tóxica que según la Comisión Europea tiene graves consecuencias medioambientales a largo plazo no es, entre otras cosas biodegradable como prometía la etiqueta firmada por Monsanto..

El glifosato se presentaba en una campaña en televisión en 2000 como «cien por cien biodegradable, limpio, respetuoso con el Medio Ambiente, eficaz y seguro, utilizado según las indicaciones del fabricante no presenta riesgos particulares para el ser humano o los animales domésticos».    También en nuestro país, la firma Monsanto, cuando presentó el Round-up, y a pesar de saber que era falso, anunciaba que era biodegradable.

En su sentencia, el Tribunal de Lyon entiende que el glifosato «no es biodegradable». «Además, tanto Monsanto como Scotts France conocían las características ecotóxicas del producto y, a pesar de ello, difundieron mensajes publicitarios engañosos con argumentos ecológicos erróneos con el objetivo de hacer creer falsamente en la existencia de una inocuidad total e inmediata para el Medio Ambiente de sus productos», explica el Tribunal.

En 1996, Monsanto también fue condenada por la justicia de EEUU, por los mismos motivos y finalmente tuvo que retirar sus métodos publicitarios que seguían siendo investigados.

Paradojalmente, en ese mismo año, durante la gestión de Felipe Solá, el Ministerio de Agricultura habilitó en tiempo record el uso en nuestro país de este producto, sin ninguna investigación que lo respaldara, usando como protocolos “científicos” los folletos en inglés de la propia Monsanto, folletos que por mentir habían sido sancionados en EEUU y Francia..

O debemos dejar de señalar que la naturaleza se defiende de esta agresión, y la respuesta de Monsanto es aumentar la potencia del tóxico: primero fue el Round-up, luego el Round-up Plus luego el Round-up Max y en el futuro vaya a saber que esta preparando.

En la solicitada de referencia se falta, en forma reiterada, a la verdad, cuando afirma que el glifosato no es genotóxico, teratogénico, neurotóxico ni tiene efectos sobre la reproducción, poniendo como respaldo de esta falsedad el estudio que la Justicia de Santa Fe encomendó a la UNL.          Consultando las conclusiones de dicho estudio (INFORME GLIFOSATO UNL, Pág. 143 en adelante)[1] se puede ver claramente la intención artera de quienes hacen la referencia, porque en dicho informe dice textualmente:

“La toxicidad de los formulados comerciales con glifosato (Round-up y otros) ha sido documentada en estudios científicos independientes para distintos organismos que componen la biodiversidad de agua dulce.  Numerosas especies de algas, invertebrados, peces anfibios y reptiles de nuestra región son sensibles a los niveles de uso de los formulados comerciales de glifosato.   Los efectos han sido evaluados en diferentes puntos finales ya distintos niveles organizacionales: genotoxicidad, alteraciones encimáticas, hematológicas, metabólicas, del desarrollo y reproductivas.   Estos efectos tendrían la capacidad de provocar cambios en la estructuras tróficas de las comunidades, alterando los ciclos de la materia y el flujo de energía de los sistemas acuáticos continentales.”

Afirma también, la solicitada que no es cancerígeno, y cita para sostener esta afirmación un: “fallo en la justicia de la provincia del Chaco”.  Sin embargo en el fallo de la justicia de Chaco, que prohibió en 2010 las fumigaciones en La Leonesa,la Comisión Oficial
creada por el gobierno para investigar la denuncia sobre fumigaciones agrícolas en humanos
estableció:
“En abril de 2010 la Comisión de Investigación de Contaminantes del Agua del Chaco reveló
que, en sólo una década, los casos de cáncer en niños se triplicaron y las malformaciones en
recién nacidos aumentaron 400 por ciento. Los casos de cáncer estaban focalizados
justamente en La Leonesa, localidad desde donde surgió la denuncia.”2
Esto también esta ocurriendo en nuestra provincia, tal lo confirma el especialista Dr.
Daniel Verzeñasi y otros médicos que se están ocupando del tema, que denuncian estan
aumentando dramáticamente las deformaciones congénitas, los abortos espontáneos y la
esterilidad masculina en casos derivados desde interior, del área agrícola fumigada, a los
hospitales de Paraná.
Solo por agregar algunas investigaciones más que demuestran la peligrosidad el
glifosato, mencionamos que también ha sido confirmadas por:
– Pittsburgh University -Centro Médico de la Universidad de Pittsburg- en
investigaciones dirigidas por Rick Relyea «The Impact of Insecticides and Herbicides on the
Biodiversity and Productivity of Aquatic Communities»
– Gilles-Eric Seralini, Universidad de Caen (Normandía, Francia) Gilles-Eric
SERALINI, tel. 33 2 31 56 54 89, criigen@ibfa.unicaen.fr “ Efectos diferenciados del
glifosato y el Roundup en células placentarias humanas y en la aromatasa.”
– Centro Nacional de Investigación Social (CNRS, de Roscoff (Finisterre) Tim Hunt l Premio Nobel
2001 en Medicina en 2002, junto a su equipo demostró que el Roundup interfiere en una de las
etapas claves de la división celular.
– Laboratorio de Embriología Molecular CONICET UBA Facultad de Medicina.
“Efecto del glifosato en el desarrollo embrionario de Xenopus lavéis (Teratogénesis y
glifosato) Dr. Andrés Carrasco
En la Plaza del Sol de España, los jóvenes reflexionan “si no nos dejan soñar, no los
dejaremos dormir” pues se hartaron de las mentiras como nosotros de este modelo de
“agronegocios” cuyos promotores se llevaron puestos más de 3 millones de hectáreas de
montes nativos, la fertilidad de los suelos, que es de todos, y no podrán reponer y algunas de
las cientos de muertes por causa de estos casi 300 millones de litros agrotóxicos que bañan
nuestras tierras, ¡Pero no! Están parados en la soberbia “el ganar más y más dinero todo lo
justifica”. ¡No podrán! La vida les pasará su factura pronto, pues como gritan en España
“para que existan INDIGNADOS es porque del otro lado hay INDIGNOS” y el modelo
Monsanto que ustedes defienden es uno de ellos.
Nuestra Fundación está atenta a desnudar las verdaderas intenciones de estos
inescrupulosos a los cuales poco les importa el costo ambiental y en salud humana que
deberán pagar las generaciones por venir a consecuencia del irresponsable uso de los
agrotóxicos.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *