Home / General / La "Misteriosa" excavasión de Fray Bentos

La "Misteriosa" excavasión de Fray Bentos

La misteriosa excavación de Botnia

Al inicio del proyecto, sus mentores, subestimaban absolutamente la capacidad que teníamos los ciudadanos de la región de advertir el daño que nos ocasionarían.

Uno de los desechos de la planta de celulosa de Botnia en fray Bentos nos permite ejemplificar esta afirmación.

Nos referimos a los residuos sólidos del proceso industrial, que son un enorme volumen, dado que rondan en unos 50 kg. por tonelada de pasta elaborada.

O sea que Botnia estaría produciendo aproximadamente unas 50.000 toneladas anuales de esta basura tóxica.

Estos sólidos, estan compuestos por desechos de celulosa saturados por los venenos y tóxicos empleados en el proceso industrial, que ya no admiten, por su composición, ser incinerados y que en todos los países desarrollados donde estaban funcionando estas plantas, eran uno de los mas peligrosos y problemáticos residuos.

Cuando los directivos de Botnia planearon su instalación aquí, seguramente alentados por la visión distorsionada que les transmitían sus principales asesores en aquel momento: el ex presidente Julio M. Sanguinetti, socio de estos emprendimientos y los ejecutivos uruguayos que contrataron, encabezados por el mal recordado Carlos Faroppa, se atrevieron a afirmar en el Informe Ambiental Resumen BOTNIA Expediente 2004/14001/1/01177, (que usted puede consultar en nuestra página Web), lo que sigue, que ha sido extraído literalmente, de la página 31 del mencionado informe:

…”De todos los residuos anteriormente mencionados, los sedimentos del licor verde (dregs) son generalmente la fuente no reciclable más grande de residuos sólidos en las fábricas de pulpa.

Como los dregs se originan directamente de la madera está planeado retornarlos a las plantaciones

Esto confirma que no solo pensaban sacarse de encima esta enorme masa de desechos tóxicos desparramándolos en los suelos charruas, con lo que hubieran ocasionado la contaminación de miles de quilómetros cuadrados de suelos orientales, incluidos sus acuíferos, sino también que se mofaban explícitamente, de todos nosotros, al anunciarlo.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *