Home / Denuncias / LA CANCILLERÍA URUGUAYA SE NIEGA A DAR A CONOCER LOS MONITOREOS DE UPM-BOTNIA

LA CANCILLERÍA URUGUAYA SE NIEGA A DAR A CONOCER LOS MONITOREOS DE UPM-BOTNIA

FUENTE:analisisdigital.com

 

Tras pedidos de acceso a la información, la Cancillería uruguaya ratificó su postura y decidió mantener el secreto

Click para Ampliar
Del lado argentino, la Asamblea pidió al gobierno argentino que no dilate el conflicto.

Un diario uruguayo emprendió un pedido de acceso a información pública para acceder a los resultados del monitoreo conjunto sobre la planta UPM (ex Botnia), cuyas muestras son analizadas en un laboratorio de Canadá. La solicitud fue previa al enfrentamiento diplomático que llevó a Argentina a divulgar unilateral y parcialmente los resultados de los informes y obligó a Uruguay a rebatirlos, porque sobre los mismos resultados ambos países tienen interpretaciones diferentes. Pero el pedido que se elevó también demandaba saber cuántos monitoreos o estudios binacionales se hicieron sobre la producción de la pastera y su impacto en el río Uruguay. También requería la identificación de las empresas y los científicos (nombre completo y nacionalidad) que realizan los estudios, costo económico de dichos trabajos para el Estado uruguayo, así como frecuencia de la toma de muestras y destinatarios de los informes. Sin embargo, el canciller Luis Almagro resolvió que se declare “de carácter reservado la información solicitada”. El 1 de octubre El País realizó un pedido de acceso a información pública a la Cancillería uruguaya para acceder a los resultados del monitoreo conjunto sobre la planta UPM, cuyas muestras son analizadas en un laboratorio de Canadá. En el mismo escrito también se preguntaba “¿qué razones han llevado a no divulgar públicamente ninguno de los estudios medioambientales sobre la producción de UPM?” y “¿quién ha ordenado que esos informes no se divulguen?” El País también preguntó si la negativa a hacer pública la información fue acordada por Argentina, cuándo y dónde.

El miércoles 23 de octubre el canciller Luis Almagro firmó una resolución en respuesta al pedido de informes. Allí se resuelve: “declárese de carácter reservado la información solicitada, por estar directamente vinculada a contextos de negociaciones con la República Argentina”.

En los considerandos se aludió a la resolución del 28 de diciembre de 2011 que dispuso: “Declárese de carácter reservado, hasta tanto no sea aprobada por el Comité Científico, toda información relativa a los resultados del análisis de las muestras enviadas a laboratorios de Canadá extraídas de UPM y desembocadura del río Gualeguaychú, así como de todas las muestras realizadas en distintas fechas”.

Pese al paso dado por Argentina de divulgar por su cuenta los informes en respuesta a la autorización concedida por el presidente José Mujica a UPM para aumentar su producción, la cancillería uruguaya mantiene bajo siete llaves todo lo vinculado a UPM, ya no solo los resultados del monitoreo y su impacto sobre el medio ambiente y la vida en la zona, sino también detalles menores como el costo por la contratación de los científicos que asume el Estado o su identidad para determinar su idoneidad.

El mismo pedido fue cursado a la Dirección Nacional de Medioambiente (Dinama) de Uruguay, que desestimó competencia sobre los temas.

Pedido de la Asamblea

Del lado argentino, los integrantes de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú aprobaron un documento por el que solicitarán al gobierno argentino que no dilate las medidas ante las resoluciones arbitrarias del Estado uruguayo que autorizó el aumento de la producción de la planta de UPM (ex Botnia). Así informó Juan Veronesi, militante de la organización, quien aclaró que las protestas se retomarán el 3 de octubre, luego de las elecciones.Los asambleístas de Gualeguaychú definieron “postergar las acciones de protesta hasta el 3 de octubre, porque este fin de semana hay elecciones”, indicó Veronesi para luego destacar que la caravana partirá de la costa de Gualeguaychú a las 10 para estar a las 14 frente a la planta de UPM-Botnia el tiempo que se evalúe conveniente”.

Sin embargo, Veronesi adelantó en el último encuentro también se estableció elaborar un documento que será difundido en estos días para exigir al Estado argentino “que se avancen en las decisiones concretas ante la autorización arbitraria del gobierno de José Mujica que le permitió a UPM-Botnia aumentar la producción de pasta de celulosa”.

Concretamente se solicitará que “si el gobierno va a ir a La Haya no se subordine la acción o las medidas a las negociaciones que se podrían emprender entre los cancilleres, ya que se tiene que avanzar igual sin esperar las tratativas entre las partes, ya que hasta ahora no dieron resultados”, apuntó en diálogo con Aim.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *