“UPM se compromete a compensar ambientalmente a la República Oriental del Uruguay (ROU) aportando apoyo técnico y financiero a los planes de ROU para mejorar la calidad de las aguas del río Negro así como disminuir y evitar las principales causas de la contaminación de las aguas en su cuenca”, UPM aportará 1,5 millones de dólares anuales por un período de 20 años –ajustables por 100% del índice de precios al consumidor de Estados Unidos.

En el contrato de inversión no hay detalles sobre esta iniciativa. Este martes, el Poder Ejecutivo firmó un decreto en el que dispone que la mencionada iniciativa será la “primera etapa” del Plan de la Cuenca del Río Negro. Para su implementación, se crea el Comité de Coordinación Ejecutivo (CCE), integrado por representantes de los ministerios de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, de Industria, Energía y Minería, y de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Con la chachara habitual que utilizan los gobiernos cuando no hacen nada el ejecutivo uruguayo abundó en el decreto :..“El CCE informará a la Comisión de Cuenca del Río Negro el conjunto de medidas propuestas para la iniciativa del río Negro, y para los sucesivos planes, recibirá sus aportes y realizará los ajustes a los planes y a su ejecución”.

Simultáneamente el Ejecutivo uruguayo reconoce que “se verifica un proceso de intensificación de actividades humanas y productivas” en el río Negro, que “aumenta la presión sobre los ecosistemas en general y particularmente sobre la calidad de las aguas”. “El conocimiento del estado de la calidad de las aguas del río Negro y de los factores que determinan su deterioro ha sido preocupación de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama)”, y “la situación existente en la cuenca del río Negro y los nuevos emprendimientos que buscan localizarse en ella” requiere “que se tomen medidas de prevención y gestión ambiental, particularmente enfocadas a proteger integralmente sus recursos hídricos”, indica el decreto.

La improvisación es total y la falta de respeto es mayor, el gobierno uruguayo autorizó la instalación de la planta sin que se hayan efectuado mínimamente los estudios de impacto pertinentes, esto quedó expuesto por un contacto que UPM tuvo con un medio loacal que reproducimos:…»Fuentes de UPM informaron a la diaria que ya está en marcha la cooperación de técnicos finlandeses con el Estado uruguayo para “conocer el estado de la cuenca y cuáles serían las acciones a tomar para mejorar la calidad del agua”.