Home / Denuncias / HUMEDALES DE CARABALLO: LA HORA DE LA VERDAD

HUMEDALES DE CARABALLO: LA HORA DE LA VERDAD

LA DESTRUCCIÓN DEL HUMEDAL 2 DE AGOSTO

La empresa IBERPAPEL ARGENTINA SA es la cara española, en Argentina,  del desembarco celulósico, en la región del Río Uruguay.

En Uruguay, ENCE tuvo que abandonar sus planes de construir una Planta celulósica en Fray Bentos, pero eso no significa ni mucho menos, que sus proyectos para la región hayan terminado.

En Entre Ríos son propietarios de grandes latifundios, en la franja arenosa del Río Uruguay, una de las regiones del planeta donde crecen las especies forestales celulósicas con mayor velocidad.

La empresa IBERPAPEL, entre sus propiedades, posee este humedal que acaban de destruir sin autorización ni estudios, usando la estrategia que combina la prepotencia, con la política de los hechos consumados que aplican en todas partes.

Los Colonenses, enterados de este desastre, comenzaron a presionar a las autoridades para que obliguen a IBERPAPEL a restaurar el paisaje natural destruido por esta obra clandestina.

Después de muchas denuncias y gestiones lograron que el Estado Provincial adopte la resolución SAS 1014709, ordenando la destrucción de las obras clandestinas y la restitución a sus valores originales del área de humedales del arroyo Caraballo destruida.

La Resolución otorga 90 días, desde el momento de la notificación, para la destrucción del terraplen ilegal construido clandestinamente y 180 días para la restitución del paisaje a los valores originales.

Pero la historia no termina aqui.   Podemos decir que comienza, porque estas empresas habitualmente se posicionan por sobre la Ley y las desiciones de las autoridades locales, incumpliendo sus mandatos.

El antecedente inmediato es lo ocurido en los esteros correntinos del Yahaveré, donde la empresa Haciendas San Eugenio SA -Ex Forestal Andina SA-, de capitales celulósicos chilenos, construyó también un enorme terraplen para secar un humedal.

Las acciones judiciales llegaron hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quién ordenó la destrucción de los terraplenes mencionados, sin que hasta el presente se haya cumplido el dictamen de nuestro máximo tribunal de justicia.

FUNDAVIDA celebra la resolución del gobierno entrerriano, pero seguirá alerta a su efectivo cumplimiento, sin el cual, todo sería letra muerta y falta de respeto a la naturaleza y las leyes.

Comentá desde Facebook

un comentario

  1. Conrado Gonzalez

    Porque el humedal de punta caballos sobre el río uruguay, nunca fue penalizado. La obra se hizo dos años antes de obtener el permiso, en noviembre de 2008. Será porque el gobernador Uribarri es socio de Fernando Torreta en esas 2000 has delante de Botnia de arroz ? Desmontaron más de 500 has y drenaron mas de 1200, que dirán los uruguayos de esto ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *