Home / General / GALUCCIO SE ZARPÓ: AHORA SE PONE MÍSTICO

GALUCCIO SE ZARPÓ: AHORA SE PONE MÍSTICO

FUENTE: pagina12.com.ar

“Necesitamos de muchos chevrones”

 

El presidente de YPF sostuvo en el Consejo de las Américas que es necesario buscar más socios para reducir el déficit comercial energético. Aseguró que este año la producción del sector sigue cayendo, pero no por YPF.

El presidente de YPF, Miguel Galuccio, volvió a defender ayer el acuerdo alcanzado con la estadounidense Chevron para desarrollar el yacimiento de Vaca Muerta y subrayó la necesidad de sumar nuevos socios que ayuden a disminuir el déficit de la balanza energética. “Necesitamos de muchos chevrones en la Argentina, si queremos disminuir la diferencia entre lo que importamos y lo que producimos, que son divisas que transferimos al exterior que no dejan nada para el país en términos de puestos de trabajo”, aseguró en la reunión anual organizada por el Consejo de las Américas.

Ante un auditorio colmado en el Hotel Alvear, Galuccio destacó que este año se completará una inversión de 5500 millones de dólares, cuando en 2011 se habían destinado poco más de 2000 millones. Ese repunte, resaltó, permitió incrementar la producción de petróleo en un 3 por ciento y la de gas en 4,2 por ciento. “No sólo logramos detener la baja de la producción, que venía cayendo 5 por ciento anual y 10 por ciento en gas”, sostuvo. El funcionario observó además que “el resto de la industria de hidrocarburos no ha reaccionado con la velocidad con que lo hizo la compañía estatal”, por lo cual la producción del sector “sigue cayendo este año, y no por YPF”.

“Teníamos 25 equipos de perforación en 2011, hoy estamos con 60 y posiblemente vamos a cerrar el año con 66”, puntualizó. Luego destacó que “un equipo de perforación emplea aproximadamente a 50 personas y es un centro de actividad que requiere de servicios de catering, de cementación, de perfilaje, de perforación, de logística, camiones, transportes, lo cual suma otras 300 personas alrededor”. “Pasar de 25 equipos a 60 significa –evaluó– una intensidad y un esfuerzo, desde el punto de vista de logística, increíble.”

“Hay que conseguir la gente capacitada para trabajar, condiciones de seguridad, locaciones para perforar, estudios medioambientales; decir que más que se duplicó la actividad en un año es una tarea faraónica”, definió Galuccio. Del mismo modo se incrementaron los equipos de “workover”, que son los que atienden a los pozos existentes, que necesitan cambiar bombas o perforar nuevas capas para producir más. “Hace un año nos encontramos con una industria con equipos que no trabajaban, estaban stand-by, hoy no quedan equipos disponibles”, ilustró Galuccio.

El titular de YPF explicó que el aumento de la producción se respaldó en resultados financieros y acceso a deuda para invertir. “A través del flujo de caja operativo logramos recaudar 15.000 millones de pesos y obtuvimos otros 16.000 millones mediante obligaciones negociables, de los cuales 7200 millones se consiguieron en el mercado local en lo que va de 2013”, agregó. “En los últimos doce meses hemos logrado financiar el 80 por ciento de nuestras inversiones con nuestro propio cash flow operativo, mientras se extendió de 1,9 a 3,7 años el plazo de vencimientos de la deuda”, afirmó Galuccio. En ese sentido, comentó que cuando el Estado se hizo cargo del 51 por ciento de YPF, “teníamos el 85 por ciento de nuestra deuda en dólares y hoy tenemos el 53 por ciento de ella en pesos”.

El CEO de YPF aseguró que “el shale tiene una importancia estratégica para el país”, aunque aclaró que “actualmente el 70 u 80 por ciento de las perforaciones son en (petróleo y gas) convencionales”. De todos modos, aseguró que “el shale es lo que Dios nos dio para comer” y que “la Argentina es un país diferente con el no convencional” a diferencia de si no tuviera esas reservas.

El directivo destacó también la relevancia de la explotación de los yacimientos no convencionales y descartó riesgos para el medio ambiente, que es “la prioridad número uno de la compañía”. “YPF tiene como prioridad proteger el agua dulce”, sostuvo en referencia a las críticas por la contaminación que podría traer la explotación de shale gas y el shale oil. Por último, Galuccio explicó que el acuerdo con Chevron “apunta a desarrollar 250 kilómetros cuadrados”. El funcionario expresó que en la primera etapa del acuerdo con Chevron se explorarán 20 kilómetros cuadrados y eso aportará 1650 empleos directos y alrededor de dos mil indirectos.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *