Home / General / EL PROCESO MILITAR ESTA VIVO EN CORRIENTES

EL PROCESO MILITAR ESTA VIVO EN CORRIENTES

EN CORRIENTES SE SIGUEN APLICANDO LAS TECNICAS REPRESIVAS DEL PROCESO MILITAR

http://asambleaciudadanadecorrientes.wordpress.com/

Luego de las acciones  de violencia institucional planificada que viene aplicando el gobierno de Colombi sobre los jóvenes ambientalistas que defienden con su cuerpo la naturaleza correntina podemos afirmar con alarma y dolor, que la brutalidad represiva que instauró el Proceso Militar se siguen aplicando en Corrientes.

Algunas semanas atrás jóvenes de Salvemos al Iberá denunciaron que fueron agredidos a golpes de puño por Eduardo Maquiavello, testaferro de Estancias San Eugenio SA, y su representante legal, Hernán González, en Concepción, frente a  la vista cómplice y risueña de un palco de funcionarios del gobiernos provincial y de la localidad.

Esta brutal agresión fue ignorada por las autoridades policiales.

Pero ahora hemos tomado contacto con los jóvenes ilegalmente reprimidos por las fuerzas policiales enviadas por el gobernador a Carlos Pellegrini días pasados.

A pesar que lo jóvenes ambientalistas se manifestaban pacíficamente al costado de la ruta por la actividad de una enorme arrocera clandestina, autorizada de hecho y contrariando toda la normativa legal vigente, por Ricardo Colombi, éste, envió una fuerza represiva completamente desproporcionada integrada por 60 policías y 10 perros a apalearlos en sus carpas y detenerlos,  mientras dormían.

Los golpes se aplicaron especial y selectivamente sobre los militantes provenientes del humilde barrio de La Olla de nuestra capital.

Mientras les pegaban brutalmente (recordamos que 5 de ellos son menores de edad) les decían…”que hacen ustedes negros de m. metidos de ambientalistas si ni siquiera saben leer”

Posteriormente fueron conducidos, esposados como delincuentes, a pesar de ser menores de edad y no habérseles imputado ningún delito, en vehículos policiales hasta Paso de Los Libres, donde fueron nuevamente golpeados, interrogados y presionados para que confesaran delitos que no habían cometido, contrariando todas las garantías constitucionales que tienen vigencia en casi todo el territorio Argentino, menos en Corrientes.

La mayor presión extorsiva se realizaba para tratar de que lo jóvenes imputaran al dirigente de Salvemos al Iberá, Emilio Spataro, haber tenido contactos “indignos” con ellos para poder imputarle el delito de Corrupción de Menores y poder dejarlo detenido y procesarlo

Los jóvenes resistieron la presión y a pesar de los golpes y las agresiones morales y xenófobas no se quebraron ni imputaron al dirigente ninguna acción criminal como querían instalar las fuerzas represivas.

Como un hecho no menor, los jóvenes relataron que mientras viajaban desde la laguna Iberá, hacia Libres, uno de los funcionarios policiales responsables de las acciones, saco en forma intimidante su arma reglamentaria y luego de exhibirla amenazadoramente, la empleó para matar un carpincho que reposaba en un albardón lindero al camino, demostrándoles la impunidad con que cuentan para cometer delitos los policías de la provincia con el amparo de la Justicia y los políticos.

La gravedad de estos hechos debe ser señalada por todos los ciudadanos que aspiren vivir en una sociedad civilizada y democrática y forzar a la justicia y a las autoridade nacionales que investiguen estas brutales agresiones al estado de derecho que son habituales en Corrientes.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *