Home / General / EL NEGOCIO DE LOS RECURSOS NATURALES

EL NEGOCIO DE LOS RECURSOS NATURALES

EL NEGOCIO DE LOS RECURSOS NATURALES

 

Nuestro país en la actualidad es una feria americana de recursos naturales.

Un mundo que se fagocita asimismo llegando a extremos impensables, como dinamitar el suelo sobre el que estamos parados y envenenar el agua que bebemos no da margen para la imaginación: la realidad supera cualquier ficción imaginada en el pasado.

Nuestro país, al igual que muchos otros, periférico de aquellos lugares donde la revolución industrial llegó antes, ha pasado en la última década a ser revalorizado desde esta nueva perspectiva, de poseedor de materias primas que se agotan.

En este contexto nuestras provincias parecen kioscos abiertos las 24 hs., a la espera de intereses extranjeros llegados para saquear y contaminar en una realidad geopolítica de dirigencia permeable a la entrega.

Centenares de miles de hectáreas alquiladas a agricultores chinos en Río Negro, mas de 900 autorizaciones para proyectos mineros insustentables a lo largo de nuestra cordillera, contratos para traer la fractura hidráulica al país,   la Pampa Húmeda enajenada a Monsanto y su letal combinación de transgénicos y agrotóxicos

En este contexto la Mesopotamia está de moda, el triunfo en Corrientes del radical Ricardo Colombi, actualmente procesado junto a sus testaferros y escribanos por estafas varias al erario correntino, recreará en los próximos meses su intención de rifar los tesoros naturales de la provincia del taraguí.

Por lo pronto en un hecho inédito reclamó públicamente, en un acto partidario, a José Aranda de Clarín, que no le hubiera “pagado” el favor que le hizo apoyando el Proyecto Ayuí, que hubiera significado la destrucción de un arroyo provincial.

Ahora se esta preparando para relanzar la propuesta de los Finlandeses de BOTNIA(UPM) para instalar no una sino dos plantas de celulosa en su provincia.

La disputa por las porciones de la naturaleza local será muy dura porque Colombi debió tranzar con lo  mas corrupto de la dirigencia política local, entre los que se destacan su también procesado primo y ex gobernador Arturo Colombi, Orlando “Tato” Romero Feris, quien ubicó su mujer en una candidatura estratégica dado que el no puede ser candidato personalmente porque tiene encima nada menos que ¡54! Procesos penales por desfalcos varios al patrimonio público, habiendo sido condenado ya en 4 de ellos, situación que en cualquier otra parte del país lo tendría preso, menos en Corrientes donde la justicia está “tarifada” y se recrea en escándalos a repetición.

Colombi sueña con escalar en su partido a nivel nacional, en este nuevo radicalismo que inauguró Angelóz en Córdoba, continuó Oscar Aguad, actual presidente del bloque de su partido en la Cámara de Diputados de la Nación, que en su paso por la intervención a la capital correntina cuando De la Rúa intervino la provincia, se robó nada menos que 60.000.000 de dólares en un santiamén, situación que todavía no lo ha llevado a la cárcel, precisamente por la mencionada corrupción de la justicia local.

Ambos, Tato Romero y Oscar Aguad no reclaman públicamente por su inocencia sino por la “prescripción” de sus causas, en un gesto que en sí mismo implica el reconocimiento de los delitos cometidos.

Lejos los tiempos en que sus correligionarios se jactaban de la honradez de sus dirigentes, Irigoyen, Alem, Illia, Lebhenson y tantos otros, que construyeron una ética partidaria que hoy ha sido rifada por esta nueva generación de radicales.

En este panorama, ahora regional a la luz de lo que esta ocurriendo en Uruguay con las ampliaciones otorgadas a BOTNIA (UPM) y el grotesco sainete que significa establecer una base militar a su lado para defenderla de los peligrosos asambleistas de Gualeguaychú los conflictos entre sociedad y dirigencia comenzarán a incrementarse.

La autorización de Mujica al aumento de la producción de BOTNIA (UPM) grafica crudamente este escenario donde las ideologías son solo un esqueleto muerto de animal extinguido.

La obsecuencia y rendición incondicional de estos otrora custodios de la soberanía ante los intereses del saqueo y la destrucción de la naturaleza, quedó recientemente graficada en una patética fotografía que se saco el ex Tupamaro sobreactuando su machietta de gaucho pintoresco, con un mate en le mano, mientras David Rockefeller saboreaba la pequeña victoria que significa para su proyecto global, la genuflexión de un pequeño caudillejo sudamericano adulándolo.

Pero los pueblos no se rinden ni retroceden y la conciencia social crece todos los días en los temas referidos a la preservación del planeta.

El divorcio entre sociedad y dirigentes se dirimirá en los próximos tiempos y la historia será testigo de si esto ocurre en paz o con vientos huracanados.

 

Comentá desde Facebook