Home / Campañas / EL GOBIERNO DE ENTRE RÍOS COMIENZA A «BLANQUEAR» AMARRAS

EL GOBIERNO DE ENTRE RÍOS COMIENZA A «BLANQUEAR» AMARRAS

Como era de esperarse, el gobierno de Entre Ríos, el mismo que derogó la Ley de la Madera, el mismo que autoriza las fumigaciones que envenenan a los entrerrianos, ahora comenzo el procedimiento de «blanqueo» del nefasto proyecto Amarras lindero a la ciudad. Seguramente está en carpeta también la aprobación del Barrio Nautico ilegal que construye el Ministro Frigerio en los humedales del sur de la provincia, en su estancia El Guasuncho.

No existen «paliativos» para «remediar» la destrucción de un humedal, que además de un santuario de la naturaleza protege la ciudad de Gualeguaychú del impacto de las inundaciones de su río.

El único «paliativo» para «remediar» el desastre de Amarras es la inmediata restitución a sus valores originales del humedal arrasado.

Las palabras de Azueta, coordinador de  CORUFA, delatan la complicidad del gobierno con la empresa responsable de la destrucción del humedal:…“de este modo estamos exigiendo eliminar cualquier vestigio de impacto hídrico negativo sobre la ciudad de Gualeguaychú. Lo importante es que la empresa se acogió a nuestras exigencias, y ya realizó una propuesta paliativa.”

 

…………………………………

FUENTE: ELARGENTINO DE GUALEGUAYCHÚ

La provincia exige obras paliativas al emprendimiento Amarras

  • En marco del trámite de pedido de autorización de la obra del emprendimiento inmobiliario Amarras, ubicado en el Departamento Gualeguaychú, la Provincia, a través del Concejo Regulador de Uso de Fuentes de Agua (Corufa), informa que semanas atrás se demandó a la empresa responsable del desarrollo la presentación de una propuesta de obras paliativas.

o_1505464097

 

El coordinador de Corufa, Eduardo Asueta, informó que “de este modo estamos exigiendo eliminar cualquier vestigio de impacto hídrico negativo sobre la ciudad de Gualeguaychú. Lo importante es que la empresa se acogió a nuestras exigencias, y ya realizó una propuesta paliativa.” El Conflicto hídrico-ambiental data del año 2013 y se encuentra judicializado en algunos aspectos.

Sobre la situación del pedido de autorización de obra, Asueta informó que “al analizar el impacto hídrico de la obra en Corufa seguimos los informes técnicos de la Dirección de Hidráulica. En este caso se realizaron tres informes, de parte de una consultora y dos universidades. Al respecto Hidráulica nos informó que la obra de Amarras tiene un impacto hídrico muy limitado, de un aumento de la inundabilidad de Gualeguaychú una vez cada 100 años, entre 1 y 8 centímetros. A pesar de que se trata de un impacto hidráulico residual hemos exigido paliar íntegramente dicho impacto, así lo hemos exigido y de hecho la empresa ya ha presentado una propuesta paliativa que está siendo analizada por la Dirección de Hidráulica.”

En relación a los reclamos de parte de los vecinos de Gualeguaychú, Asueta informó que “Entendemos los planteos, nadie quiere sentirse perjudicado, es razonable y está bien que así sea. Nosotros tenemos la obligación de guiarnos por la Ley. En ese sentido hay que distinguir los aspectos de forma, que tienen que ver con los procedimientos legales, de la cuestión de fondo, que tiene que ver con la seriedad técnica del proyecto de obra. Los estudios realizados, las constancias técnicas y los informes son analizados por la Dirección de Hidráulica, y sobre ello, oportunamente tendrá que decidir el órgano plenario de CORUFA, en marco de la Ley 9.172.”

En cuanto a la suspensión de la obra, Asueta informó que “No estamos de acuerdo en que estas obras se realicen sin la autorización previa de Corufa, porque así lo dispone la ley, y además son obras delicadas que pueden generar riesgos para vecinos e inclusive para poblaciones. Es un tema sumamente serio. Pero tampoco hay que confundir aspectos de forma o de procedimientos, con aspectos que tienen que ver con la seriedad técnica del proyecto. Las multas que le puedan corresponder a la empresa por no haber cumplido los procedimientos, no deben confundirse con la evaluación técnica del proyecto hidráulico. Los informes que hasta el momento tenemos dan cuenta de que se trata de un proyecto de ingeniería serio, no contamos con ninguna otra constancia técnica que diga lo contrario, no obsta ello, hemos exigido a Altos de Unzué que nos presente una propuesta de obra paliativa para reducir íntegramente el impacto hídrico negativo de la obra, por menor que fuere”

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *