Home / General / EL AMBIENTE DESPOJADO

EL AMBIENTE DESPOJADO

EL AMBIENTE DESPOJADO

por MARIANO AGUILAR

Hemos llegado en estos últimos tiempos de nuestro país y de nuestros 29 años de democracia, ha concluir desde donde nos encontramos, quienes defendemos “el ambiente”, que ya no tenemos siquiera como referencia remota y como resguardo defensivo el derecho constitucional que tiene “todo habitante de gozar del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras..” (artículo 41 de la Constitución Nacional).-

Se viene notando hace ya un largo tiempo y en forma crecida, la indiferencia, de lo que es el cuidado del ambiente en todas las políticas públicas ambientales.- Desde el Estado entonces hay un solo interés, es solo desarrollar negocios rentables, sin importar ya el cuidado del ambiente, y mas aún estar siempre a reverso de su protección.- Se ha llegado a conclusiones desopilantes, como la del gobernador de la Provincia de La Rioja señor Beder Herrera, que ha dicho sobre los ambientalistas que “son violentos hippies”, criticando abruptamente sus métodos de protesta.- O también podemos referir al gobernador de San Juan, José Luis Gioja, quien calificó en Enero de este año, como “nazis” a los grupos ambientalistas que advertían sobre el daño que causarán los proyectos megamineros de su provincia entre otras.-

Entendemos entonces que el ambiente es el único olvidado, el único perjudicado ya que los supuestos hippies o los supuestos nazis no existen en nuestro país.-

Creemos que al revés de lo expuesto por ellos, quienes tildan de hippies o nazis a los que intentan cuidar al ambiente, resultan ser los que verdaderamente tienen las conductas ajenas al ejercicio del derecho, ya que de esa manera, desde esa descalificación y desde ese reproche, con mas sus ordenes policíacas, solo burlan el ejercicio del derecho de peticionar a las autoridades garantido en el artículo 14 de la Constitución Nacional y del derecho de un ambiente sano según reza el artículo 41 de la CN.-

So pretexto de demonizar el mensajero o sea a quien reclama por la defensa de sus derechos comunitarios conculcados, estamos violentando la protección del ambiente, que se debe hacer solo con el respeto y la aplicación de la ley, y fundamentalmente apegados a la ley 25.675 madre de todos los principios ambientales, pero que observamos es esquivada con normas y medidas gubernamentales, nacionales o provinciales, en detrimento siempre de los recursos naturales, que como por ejemplo “el agua dulce”, se procura defender en estos casos y preservar para nosotros y para nuestros hijos.- No desviemos mas el camino, apuntemos a políticas de protección ambiental ya que así defendemos nuestro derecho y el derecho de las generaciones futuras.-

Mariano J. Aguilar

abogado

Presidente de AAAAP (www.aaaap.org.ar)

Director Ejecutivo (www.aadeaa.org.ar)

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *