Home / Denuncias / EL AMBIENTALISMO PAQUETE

EL AMBIENTALISMO PAQUETE

VIDA SILVESTRE: CRONICAS DEL AMBIENTALISMO MERCENARIO

Los ideales del ambientalismo movilizan cada vez más voluntades a lo largo y ancho del planeta, la percepción de que así no se pueden seguir utilizando los recursos de la naturaleza gana cada vez más adeptos en todo el globo, pero no todos quienes se manifiestan como militantes ambientales son honestos luchadores que activan en la causa de la preservación y la sostenibilidad.

Mientras crecen los conflictos también lo hacen los falsos pastores que recitan evangelios de ecología pero profesan la pagana religión del doble discurso, proclamando ideales que no practican malversándolos, otorgando oportunas e interesadas bendiciones a los violadores de la naturaleza y la vida a cambio de jugosos emolumentos que recompensan tanto cinismo.

Hace ya varios años, desde FUNDAVIDA desenmascaramos la organización de Mijaíl Gorbachov, Greencross, que pretendía organizar un elegante coctel en nuestra ciudad, para convencer a los díscolos militantes de la Asamblea Ciudadana Ambiental, champagne de por medio, que BOTNIA era una empresa que no agredía la naturaleza ni contaminaba el ambiente.

El intento duró apenas el tiempo que llevó hacerse público, porque fue desenmascarado en forma inmediata y desde entonces Greencross, al menos por estas latitudes, se llamó a prudente silencio.

Pero la necesidad de  BOTNIA (hoy UPM)  de mejorar su imagen empresaria, destrozada por los eventos que son de público conocimiento, los llevó a persistir en el intento de lograr ”lavar su cara” institucional y dejar de ser sinónimo de contaminación y conflicto social como lo es hoy.

Ahora han recurrido a la Fundación pseudo ambientalista Vida Silvestre, ocupada desde siempre en estos menesteres de proveer ropajes de oveja a los lobos a cambio de oportunos y generosos emolumentos.

La fundación Vida Silvestre siempre se caracterizó por ser la que reúne a los “ambientalistas tilingos” de nuestro país, muy preocupados por el destino de la calandria tostada pero prudentemente distanciados de los conflictos suscitados por la agresión a los seres humanos por parte de empresas que como BOTNIA saquean y contaminan esta región del planeta.   Su directorio reúne un conspicuo conjunto de apellidos pertenecientes a nuestra burguesía arribista, fascinados por la posibilidad de promocionarse a sí mismos como defensores de ideales que no profesan.

Como para muestra basta un botón, Vida Silvestre integra la  red internacional de organizaciones ambientales paquetas: la  WWF (Organización Mundial de Conservación) la misma que hasta hace poco presidía en forma honoraria el decadente monarca español que fuera expulsado de ella por haberse publicado una foto suya junto a un pobre elefante que había asesinado en el ejercicio de su deporte predilecto: efectuar disparos mortales sobre animales indefensos en peligro de extinción.  Recordemos que la adhesión del rey de España a esa práctica era pública sin que fuese por ello excluido de WWF, en realidad lo que motivó su retiro forzoso fue la bochornosa foto, demostrando una vez más que para estos sectores lo importante es parecer y no ser.

Por otra parte en un país donde las organizaciones sociales se debaten en la mas austera escasez de recursos que las obligan a financiarse sin fondos, sosteniéndose solo por la heroica militancia de sus miembros, Vida Silvestre exhibe un staff de funcionarios a sueldo digno de una empresa mediana, mantenidos por fondos de los que nunca revelan su origen,salvo en casos excepcionales como cuando el cuestionado magnate Douglas Tompkins les confió la administración de una de sus estancias de más de sesenta mil hectáreas, aunque no es difícil presumir de donde surge el dinero que los sostiene al ver las oportunas asociaciones estratégicas con nefastos emprendimientos como en este caso, para luego, siempre, pero siempre siempre, terminar diciendo que las empresas asociadas a ellas son más puras e inocuas que el agua bendita.

No es cuestión de abundar en información conocida pero es interesante recorrer las crónicas ofrecidas por ambas, BOTNIA (UPM) y Vida Silvestre, ensalzando el acuerdo firmado, para confirmar una vez más que el camino de la defensa de la naturaleza y la vida está plagado de falsos atajos y poblado por impostores, como en este caso esta autoproclamada fundación ambiental, Vida Silvestre.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *