Home / Campañas / COMPRUEBAN QUE PESTICIDAS PRODUCEN CÁNCER INFANTIL

COMPRUEBAN QUE PESTICIDAS PRODUCEN CÁNCER INFANTIL

zonas agrícolas que utilizan pesticidas tienen más casos de cáncer infantil

De acuerdo con una investigación de la Universidad Federal de Ceará, entre 2000 y 2011 se registraron 3.274 casos de cáncer en niños menores de 19 años, con 2.080 muertes – la mayoría de ellos fueron expuestos a los venenos
por Cida de Oliveira, el RBA publicó 10/08/2016 15:19 modificado por última vez 12/08/2016 15:18
FUENTE: Redebrasilatual (encontrado en Rapal uy)

agrotóxicos.jpg

La exposición a los pesticidas es por inhalación, ingestión o absorción cutánea

Sao Paulo – Entre 2000 y 2012, todos los años, el número promedio de muertes por cáncer entre los niños y adolescentes aumentó en las regiones de Camocim, Baja Jaguaribe y Cariri Ceará. Puesto que la concentración de casos de la enfermedad es mayor en las regiones de Ibiapaba, Sobral, Meruoca, Fortaleza y Cariri.

Durante el período, en todo el estado se han reportado 3.274 casos de cáncer en niños menores de 19 años, en los cuales el 26,3% tenían entre 15-19 años, 23,7% entre 10 y 14 años; 23,2% entre 1 y 4 años; . 22,5% entre 5-9 años y el 4,2% ni siquiera se había completado el primer año de vida cuando se enfermaron se registraron 2.080 muertes -. Un coeficiente de 48 muertes por cada 100.000 habitantes El grupo de edad con el mayor número de víctimas mortales que era de 15 a 19 años.

Además de convertirse en el cáncer más común, representando la mayor proporción del VIH, el SIDA en el estado, estos lugares tienen otra cosa en común: enfocar los llamados polos de riego – o sistemas de riego – en el que la producción de frutas, flores y la leche tiene el uso pesticidas intensos.

Los hallazgos provienen de una reciente encuesta de la enfermera especialista en Isadora Marques Barbosa oncología, que defendió el grado de maestría en Salud Pública de la Universidad Federal de Ceará (UFC) en mayo pasado.

El investigador no descarta a cabo el hecho de que el aumento de casos y muertes está relacionada con la mejora en el sistema de notificación. Sin embargo, las investigaciones realizadas en todo el mundo relacionados con la exposición a los pesticidas con el desarrollo de varios tipos de cáncer, especialmente cerebro, próstata, riñón, linfoma y leucemia no Hodgkin – el último dos más comunes entre los registros para el grupo de edad estudiado en Ceará. Y es que ya se ha establecido que la exposición de las mujeres embarazadas a los venenos en el lugar de trabajo aumenta el riesgo de cáncer en sus hijos.

Por otra parte, P o nutricionales, problemas fisiológicos y relacionados con el desarrollo, los niños y adolescentes son más vulnerables a los efectos adversos – aguda o crónica – causado por los pesticidas. La exposición a estos agentes es por inhalación, ingestión o absorción cutánea. La ingestión puede ser mayor en niños que en los adultos, especialmente el hábito de poner las manos a menudo contaminados en la boca.

«Pero el hecho es que hay grandes diferencias en las tasas de mortalidad en los centros de irrigación y otros lugares, los llamados extrapolos. Es importante que las tasas de mortalidad han ido en aumento en las zonas donde se utilizan plaguicidas en la producción agrícola, principalmente de frutas» explica Raquel Rigotto, profesor del Departamento de Salud comunitaria de la Universidad Federal de Ceará y guiar la investigación Isadora.

La hipótesis es apoyada por otros datos del estudio. En informes de casos de niños y adolescentes Bajo Jaguaribe, el factor de riesgo para este cáncer era más la exposición a los pesticidas – que puede guiar la investigación adicional en esta posible asociación entre el cáncer infantil y la exposición a los pesticidas.

Los resultados en Ceará son similares a los obtenidos por los investigadores de la Universidad Federal de Mato Grosso, según el cual la exposición a los pesticidas de la población Mato Grosso desde el nacimiento está relacionado con la aparición de cáncer y muertes por la enfermedad en niños menores de 20 años.

aerosoles

Las amenazas a la salud pública en las zonas de regadío, donde la agroindustria en el estado de Ceará, se estudió durante años por Rachel Rigotto. Su investigación identificó ingredientes activos de plaguicidas en el suelo de la Chapada Apodi, donde el polo de regadío Jaguaribe Apodi, cerca de la frontera con Rio Grande do Norte.

Las sustancias tales como difenoconazol y epoxiconazol, altamente tóxico, puede comprometer el hígado, y posiblemente causan cáncer, que las agencias de calificación vinculados a la Organización Mundial de la Salud (OMS), había sido pulverizada por los aviones en los cultivos y también en casas, escuelas, iglesias, granjas y pequeños jardines.

«En 15 años de la agroindustria, estos y otros venenos llegaron a los tanques que suministran las casas durante la seca y también a los acuíferos, contaminando todo a su estela y causar cáncer, defectos de nacimiento y otras enfermedades, incluyendo trastornos endocrinos. Ahora estamos estudiando los casos de pubertad temprana en niños de 4 años «, dijo Rachel.

Combatida por los expertos, ecologistas y movimientos sociales, la fumigación aérea casi terminó en el estado debido a la sequía que los avances en la región, que afecta a los cultivos.

Seminario discute «veneno PL» en Sao Paulo

PL 6.299 / 2002, escrito por el Ministro Interino de Agricultura Maggi, y su unieron, incluyendo el PL 3.200 / 2016, llamada veneno PL, amenazan con liberar aún más el uso de pesticidas en Brasil para derrocar a los pesticidas y la Ley establecer la Ley de Defensa fitosanitaria.

La búsqueda de subvenciones para sus actividades, el comité especial de discutir el tema en la Cámara celebra un seminario en Sao Paulo el viernes. La presencia de representantes de los movimientos sociales, los expertos y las autoridades públicas se confirma. Entre los ponentes, Leonardo Melgarejo, la Campaña Permanente Contra los Plaguicidas, Daniel Machado Gayo, secretario nacional de la CUT a través del medio ambiente, Ana Paula Bortoletto, un investigador en el IDEC y la oficina del defensor público Marcelo Novaes.


Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *