Home / Campañas / COLÓN ES UNA CLOACA

COLÓN ES UNA CLOACA

El ‘balneario turístico’ de Colón (ER) es en la actualidad una cloaca infecta ante la mirada cómplice de las autoridades locales y provinciales especialmente del Secretario de Ambiente, Fernando Raffo que vive en esta ciudad y les permite arrojar al río Uruguay, por el arroyo Artalaz,  la grasa cruda excedente de la matanza que se advierte en la repugnante imagen, a los dueños del frigorífico de pollos Bonin Hnos, parientes de su esposa.

La agrupación Nuevo Encuentro Colón, que postula a Mauro Godein para la intendencia, denunció contaminación en las costas colonenses del río Uruguay, en la caleta del puerto y en la desembocadura del Artalaz.

Contaminación en las costas de Colón

En un comunicado que hiciera llegar a El Entre Ríos, Nuevo Encuentro Colón cuestionó a la dirigencia que gobierna la ciudad desde hace 30 años, y la «desidia política, falta de planificación y una insuficiente inversión en los servicios públicos», puesta en evidencia en «la falta de tratamiento de los efluentes cloacales y la falta de una política de estado que aborde el grave problema del sistema cloacal de la ciudad». El comunicado de Nuevo Encuentro Colón Así como mostramos diariamente las bellezas naturales de nuestra región, creemos que no podemos ocultar los problemas “barriendo bajo la alfombra” y así evitar el necesario debate sobre los ellos, su abordaje, y sus posibles soluciones. Sostenemos que es necesaria una renovación política en la ciudad, porque la actual dirigencia es la misma que viene gobernando Colón desde hace 30 años, y, sin lugar a dudas, no ha podido, no ha sabido, o no ha querido dar respuesta al crecimiento de la ciudad acompañando el mismo con políticas que piensen en los múltiples desafíos que implica llevar adelante una gestión de gobierno. Una consecuencia de un proceso de años y años de desidia política, falta de planificación y una insuficiente inversión en los servicios públicos es lo que se vio recientemente (producto de la bajante del río) en la caleta del puerto de nuestra ciudad y en la desembocadura del arroyo Artalaz, donde la falta de tratamiento de los efluentes cloacales y la falta de una política de estado que aborde el grave problema del sistema cloacal de la ciudad, provoca consecuencias como las que se aprecian en las fotos. Recordemos que nuestra ciudad sufrió numerosos casos de intoxicación en este verano producto de la crecida del río, y que las playas fueron igualmente habilitadas en contra de todas las recomendaciones brindadas por salud pública provincial. Si las autoridades, instituciones, ONGs y la ciudadanía no se movilizan y actúan rápido pronto tendremos un rió contaminado afectando seriamente la economía y la salud de la población.

Las imágenes hablan por sí solas.

Fuente: El Entre Ríos (Edición impresa)

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *