Home / General / AGROTÓXICOS EN URUGUAY: CRECEN LAS MALFORMACIONES CONGÉNITAS

AGROTÓXICOS EN URUGUAY: CRECEN LAS MALFORMACIONES CONGÉNITAS

.

FUENTE: elpaís.com.uy

MSP LO EXPLICA POR REGISTRO DE BEBÉS NACIDOS CON MENOS DE 500 GRAMOS

La mortalidad infantil volvió a aumentar

La mortalidad infantil aumentó en el último año y el MSP lo atribuye a una mayor cantidad de nacimientos prematuros y malformaciones. El senador Alfredo Solari dijo que se revirtió una tendencia a la baja y ahora se encendió una «luz amarilla».

Susana Muñiz destacó que la tasa de mortalidad infantil es de las más bajas de América. Archivo El País.

Federico Castillo

Las autoridades del Ministerio de Salud Pública (MSP) presentaron ayer en el Parlamento los datos actualizados de mortalidad infantil. Y los números muestran una tendencia a la suba en los últimos dos años.

En el año 2010 la tasa era de 7,7 cada mil nacidos vivos; en el 2011 la cifra subió a 8,9, y el año pasado, último dato disponible, la tasa fue de 9,3 cada mil nacimientos.

Según explicó a El País el director del Programa de Salud de la Niñez del MSP, Gustavo Giachetto, el incremento se puede explicar por el registro de bebés nacidos con menos de 500 gramos, y una sobrevida casi nula, y por el aumento de casos de bebés con malformaciones congénitas.

La ministra de Salud, Susana Muñiz, admitió ante los senadores que las situaciones de malformaciones en recién nacidos son un «problema» que «preocupa» a la cartera.

«Nos comprometemos a hacer un estudio para conocer las causas», anunció ayer en el Parlamento. Giacchetto informó a El País que en el año 2011 hubo 99 muertes de bebés por esta causa mientras que el año pasado se registraron 126.

En los bebés con menos de 500 gramos al nacer también hubo un aumento con respecto al 2011: se pasó de 20 a 33.

 

Para el senador colorado Alfredo Solari, las cifras constituyen un llamado de alerta.

«La tendencia es que aquello que venía mejorando, ahora viene empeorando», dijo.

«La tasa de mortalidad infantil nos está diciendo a las claras que la salud infantil no está mejorando. Pese a los mejoras del país. Algo está funcionando mal», y se debe a «un deterioro en el funcionamiento de los servicios», cuestionó y advirtió que con estos datos se «enciende una luz amarilla intensa que nos tiene que hacer reflexionar».

«No aumentó».

Sin embargo, para el subsecretario de Salud, Leonel Briozzo, «la mortalidad infantil no aumentó» y dijo que la suba se explica por el registro, desde el año 2010, de los bebés que nacen con menos de 500 gramos, algo que antes no se hacía.

Dijo que un bebé de estas características es «por definición un aborto» y que se está registrando como nacido vivo por una disposición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que también sugiere que forme parte de una gráfica estadística paralela.

«Quiero ser enfático, no aumentó la tasa de mortalidad infantil», insistió y también anunció que como la mortalidad infantil está por debajo de la decena, el país ya está en función de evaluar el trienio y no año a año para tener datos «más ajustados a la realidad».

La ministra Muñiz puso como ejemplo a Argentina para explicar las diferencias en las mediciones. Dijo que en la provincia de Tucumán, se registran los nacimientos de los menores de 500 gramos y «por eso los valores son más altos» que el resto del país.

Muñiz destacó en varios tramos de su alocución que la tasa de mortalidad infantil es de las más bajas de América -la cuarta en la región- y que los indicadores vienen bajando sostenidamente desde el año 1970. «Hay un claro descenso de la mortalidad infantil en todos los grupos», señaló y también discriminó la muerte neonatal (que ocurre en los primeros 28 días de vida) y la postneonatal, que se mide desde los 28 días hasta el año.

La ministra subrayó que se están tomando medidas para controlar la salud de los recién nacidos. Puso como ejemplo la visita obligatoria a domicilio a los bebés en condiciones de riesgo y señaló que la mayoría de las metas asistenciales apuntan a mejorar e incentivar el monitoreo de estos casos.

«Quiero tasa cero».

Solari siguió fustigando. «Tomemos conciencia de que vamos al revés. No me importa si somos cuartos o primeros en América Latina, quiero que la tasa sea cero. Todo niño que nace tiene derecho a vivir, pero para vivir hay que ayudarlo. Hay que exigir que en todas las maternidades se cumplan protocolos del MSP con condiciones de atención», dijo.

Misoprostol.

En un Congreso Mundial de Medicina Perinatal, realizado en Punta del Este en el año 2011, varios especialistas del sector habían advertido que el uso de misoprostol como método abortivo tenía un efecto imprevisto: el nacimiento de bebés prematuros como consecuencias de intentos de aborto tardíos. Había mujeres que intentaban abortar con este fármaco después de la semana 18 y luego dan a luz a niños vivos. Los médicos desaconsejan interrumpir el embarazo luego de la semana 12.

Debate.

Hace exactamente un año, en una entrevista con El Observador, Giachetto había propuesto que sería «bueno» e «importante» abordar una discusión ética sobre la «viabilidad de los microprematuros», es decir, los bebés de menos de un kilo al nacer que hoy están engrosando las cifras de mortalidad infantil.

En todo este tiempo el MSP no ha hecho una discusión pública sobre el tema ni hay un consenso oficial protocolizado sobre lo qué se debe hacer ante los casos microprematuros.

«No sé si deberíamos llegar a fijar un estándar, pero sí debatir sobre nuestra capacidad de dar viabilidad a esos chiquitos», había dicho Giachetto.

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *