Home / General / BAJO CONSUMO ELÉCTRICO/ALTO CONSUMO AMBIENTAL

BAJO CONSUMO ELÉCTRICO/ALTO CONSUMO AMBIENTAL

Las luces fluorescentes compactas (CFL)  contienen una pequeña cantidad de mercurio, cantidad suficiente para cubrir la punta de un bolígrafo. El mercurio no puede escapar de una bombilla de luz cuando se está utilizando, pero hay que tener cuidado cuando se rompe o se desecha pues esa mínima cantidad de mercurio es un grave peligro.

 Si se rompe un foco CFL en tu casa:

1. debes salir inmediatamente de la habitación;

2. abrir puertas y ventanas durante 15 minutos;

3.  este tipo de focos al estar rotos  deben retirarse del suelo muy cuidadosamente con papel de cocina (no escoba, cepillo ni aspiradora), utilizando guantes de goma para protegerse las manos y depositando los trozos, polvo y el papel de cocina utilizado en una bolsa de plástico ;

4.  limpia el área donde estuvieron los trozos del foco con un paño húmedo,  coloca el paño en la bolsa de plástico y llévala a una oficina de Ecología.

 Estas son las instrucciones del Ministerio de Ambiente Inglés.

 Este tipo de lámparas que son llamadas de ahorro de energía o lámparas de bajo consumo, en caso de romperse nos exponen a un serio peligro. Tanto que todo el mundo deberá salir de esa habitación ¡por lo menos durante 15 minutos! y evitar machucar los vidrios rotos.

 Contienen mercurio, que es venenoso y causa jaqueca, desorientación, desequilibrios y diferentes problemas de salud cuando es inhalado.

 A muchas personas con alergias les causa problemas de piel y otras dolencias graves tocando apenas esta substancia o bien al inhalarla.

 Además de eso, el ministerio inglés  alertó sobre no limpiar los restos de la lámpara rota con la aspiradora, ya que desparramaría la contaminación para otros lugares de la casa en cuanto se usara nuevamente la misma.

 Los restos de las lámparas deberán limpiarse con servilletas de cocina de papel usando guantes de goma para protegerse del contacto con los vidrios y el mercurio. Todos deberá depositarse en una bolsa sellada, la cual hay que entregar en la oficina de materiales peligrosos.

 El mercurio es peligroso, más venenoso que el plomo o el arsénico.

 

 

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *