Home / General / DESENMASCARANDO LA AGRICULTURA INDUSTRIAL -por Fernando Iturriza-

DESENMASCARANDO LA AGRICULTURA INDUSTRIAL -por Fernando Iturriza-

Dos Máscaras

Fernando Iturriza

Dos argumentos fuertes que maneja el pool de los agronegocios para empujar a gobiernos y agricultores  a superar los límites de lo razonable y llevar las prácticas agroindustriales  a territorios antes destinados a otras actividades ó simplemente preservados de la lógica depredadora del mundo capitalista han sido : la necesidad de producir alimentos para el mundo y la necesidad de transformar en productivas tierras “improductivas”.
Ambas afirmaciones, sin embargo, no son más que máscaras, falsas justificaciones para legitimar un modelo que ya anuncia su desgaste y su incapacidad para dar solución a un problema que , además, le es indiferente: el hambre.

La Primera

No lo solucionó la “Revolución Verde “ de los ’60, con su mecanización, semillas mejoradas y uso de productos químicos. Menos lo logrará ésta nueva “revolución verde” con más mecanización petrodependiente, más uso de insumos a base de petróleo (herbicidas, insecticidas, fertilizantes), semillas transgénicas y paquetes tecnológicos , despojo y acaparamiento de tierras, despoblamiento rural, desmonte y contaminación ambiental.
No solo no se contabilizan los costos ambientales y sociales de esta aventura sino que tampoco su producido, se destina a los estómagos de los hambrientos. El Parlamento Europeo ha reconocido en Resolución del 18/01/2011 q    ue “…el suministro mundial total de alimentos no es insuficiente y que son más bién la inaccesibilidad a los mismos y sus elevados precios  los factores que priva a muchas personas de la seguridad alimentaria”.- Es que el aumento del precio que desató la crisis alimentaria del 2008 no fue por desequilibrio en la producción, sino por acción de especuladores: fondos de inversión y de pensión, compras a futuro y por la acción de intermediarios que no vacilan en almacenar y desabastecer para luego forzar la subida de los precios. Incluyo necesariamente en esta lista al desvío de cereales con otros fines que el de alimentar a los estómagos de los humanos: los agrocombustibles, tema sobre el cual cabe hacer algunas reflexiones que excedería el propósito y extensión  de esta nota pero que desenmascaran  la verdadera intencionalidad de los agrobusiness.-
Por lo pronto sepamos que la cuestión alimentaria hoy no pasa por una necesidad de más producción, así lo ha dicho Oliver de Schutter, Relator de la ONU para el Derecho a la Alimentación :  “…producimos suficiente para alimentar el mundo.” “..el hambre es un problema político  es una cuestión de justicia social y de política de redistribución, no solo un problema técnico de incremento de la producción”  (1).-

La otra máscara

Por otra parte, quién sostenga que los montes  nativos, las banquinas y los humedales son “improductivos” está, por lo menos, mal informado ya que ignora los innumerables servicios que presta a la vida y el ambiente.-
En relación al monte nativo suelen identificarse las siguientes prestaciones gratuitas y desinteresadas que la naturaleza nos brinda: “…regulación del clima, el mantenimiento de la fertilidad del suelo y su incidencia en el ciclo del carbono  y otros nutrientes, la purificación del aire y del agua, la provisión de maderas, frutos, animales silvestres, recursos forrajeros y genéticos, medicamentos, hábitat para especies polinizadoras y otras útiles en el control biológico de plagas; la moderación del ciclo hidrológico  mitigando inundaciones , reteniendo humedad durante las sequía y disminuyendo la erosión, entre otras”(2)
Con relación a las banquinas (de la misma autora y en la misma publicación) “…estas son extensas áreas donde es posible el desarrollo de un ecosistema  rico en especies  vegetales y animales escasamente conocidas y valoradas…” .Allí   “…encuentran refugio…invertebrados predadores y parásitos  que regulas las poblaciones de especies plaga, se hallan especies carnívoras y carroñeras que realizan el control biológico por predación y contribuyen al ciclado de la materia orgánica y sanidad del ambiente” (3). Son verdaderos corredores de vida.
Por último, los humedales como nuestro Delta “…alberga una diversidad biológica, cumple múltiples y críticas funciones en materia de recarga y descarga de acuíferos, el control de inundaciones, la retención de sedimentos y nutrientes, la estabilización de costas, la protección contra la erosión, la regularización del clima , proveyendo una extensa lista de bienes y servicios al hombre…” (4)
Conclusión: a) la agricultura industrial no tiene en miras la alimentación del mundo, sino sus negocios y b)  no podemos renunciar a los pocos nichos de vida que  nos quedan. El cuento de la preocupación por la alimentación de los otros y la categorización de los humedales como zonas improductivas son dos máscaras patéticas de un discurso sin fundamento, homocéntrico y reduccionista.
(1) (El Pais-17/03/2011).-
(2), (3)  Ing. Agr. Mónica Schonfeld -Revista: Red de Docentes por una nueva Sociedad.-
(4)  Carta Intención- Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Rio Paraná- firmado por los Gobernadores de Bs. As: D.O.Scioli, de Entre Ríos: S.D. Urribarri y de Santa Fé: H. Binner el 25/09/08.-            Fernando Iturriza
“Defensa de los bienes comunes, inclusión social, participación popular”

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *