600.000 u$s (BOTNIA ROMPE-URUGUAY PAGA)

( La República- Mvdeo.)

TAL LO ANUNCIAMOS HACE AÑOS, AHORA LOS CONTRIBUYENTES URUGUAYOS LES ARREGLAN A SU COSTO EL ASFALTO QUE BOTNIA DESTRUYE CON SUS CAMIONES

Prueban pavimento especial para tránsito pesado

 

Un tramo de casi 22 kilómetros de la ruta 24, una de las más transitadas por los camiones que llevan madera a UPM y otros productos a los puertos de Fray Bentos y Nueva Palmira, está recibiendo un procedimiento de recapado con una tecnología que se utiliza por primera vez en Uruguay.

El producto se viene colocando en un tramo de casi 22 kilómetros en la ruta 24, desde la ruta 2 hasta la 20 a la entrada de Nuevo Berlín, departamento de Río Negro, informa hoy el diario El Telégrafo de Paysandú.

El tratamiento que se está aplicando es el sistema white topping, que consiste en colocar un cemento especial directamente sobre la carpeta asfáltica. El white topping es una mezcla de hormigón con asfalto y polipropileno, que mejora la resistencia e impide que se quiebre el pavimento. Es utilizado desde hace años en las pistas de aeropuertos, zonas de descarga de puertos y también estacionamientos de camiones pesados, agrega la publicación.

El producto tiene un valor sensiblemente mayor que el bitumen y el hormigón que habitualmente se coloca en las rutas nacionales, pero también tiene una duración mucho mayor.

A nivel internacional se utilizan tres categorías: el ultra thing white topping, construido con 5 o 10 centímetros de espesor; el intermedio, entre 10 y 20 centímetros, que es el que se está colocando en la ruta 24; y el convencional, que es el de mayor espesor con 20 centímetros o más.

La empresa Grinor S.A. (ganadora de una licitación internacional entre diez empresas) está trabajando en la ruta, lo que ha obstaculizado en parte al tránsito, aunque en ningún momento ha sido cortado.

Equipo alemán

El tendido de la capa de hormigón se realiza con una máquina que debió ser especialmente importada desde Alemania y tiene un costo aproximado de 600.000 dólares. Se va colocando el hormigón sobre media calzada, mientras que la otra mitad queda abierta al tránsito en una sola mano, por lo que hay semáforos y funcionarios que van permitiendo el pasaje de vehículos en un sentido o en otro.

La máquina realiza un tendido de hormigón a razón de 600 metros por día, y al fraguar con mayor rapidez que otros productos, la ruta se vuelve transitable a los pocos días. Otra de las ventajas es que no produce lo que técnicamente se llama “ahuellamiento”, que es el hundimiento que producen las ruedas en el pavimento, lo que hace muy peligroso el tránsito en especial los días de lluvia.

Si bien el procedimiento es muy costoso, tiene mayor duración y además es de bajo costo de mantenimiento. El director de Vialidad del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), ingeniero Luis Lazo, le dijo a El Telégrafo que se trata de una prueba para conocer la resistencia del producto, y si da resultado se utilizará también en otras carreteras con alto flujo de tránsito pesado, como podría ser la ruta 26.

Comentá desde Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.