Home / Campañas / PAGAN SUELDOS DE HAMBRE Y QUIEREN QUE LES ARREGLEN LOS CAMINOS…

PAGAN SUELDOS DE HAMBRE Y QUIEREN QUE LES ARREGLEN LOS CAMINOS…

En el Estudio de Impacto Ambiental que efectuó la ACAG se anticipaba que las rutas uruguayas terminarían destruidas por los camiones que llevarían rollizos a BOTNIA-UPM. (Y ahora hay que sumarle los de Stora Enso)

Lo peor que se denunciaba en aquel momento y que finalmente ocurrió fue que la empresa que obtiene utilidades de entre 400 y 800 millones de dólares anuales, libres de impuestos le reclama al Estado Uruguayo que repare los caminos con plata de los sufridos orientales.

……………….

FUENTE: elpais.com.uy

…………………………………………

CONFLICTO: 400 CAMIONES CARGADOS NO INGRESAN EN LA FÁBRICA

UPM lleva una semana sin recibir materia prima

UPM cumple hoy una semana sin recibir materia prima porque un piquete sindical impide su ingreso. El conflicto se vincula con el mal estado de las carreteras que obliga a las empresas a tener que reprogramar la organización del trabajo

FOTO
JUAN PABLO CORREAmar sep 30 2014

El conflicto ha llevado a que haya 400 camiones parados y cargados con madera en las bases de las distintas empresas, lo que les genera una pérdida diaria de miles de dólares, dijo a El País Fernando Blanco, presidente de la Asociación de Transporte y Carga Forestal.

Habitualmente ingresan por día a la planta de UPM unos 500 camiones.

Las empresas habían propuesto el viernes pasado un sistema de trabajo que implicaba que los choferes trabajasen en parejas y permanecieran fuera de su lugar de residencia ocho días por mes, que podían fraccionarse en dos grupos de cuatro. Los trabajadores se hospedarían en Paso de los Toros.

Blanco explicó que la propuesta tiene que ver en buena medida con el mal estado de la infraestructura que obliga a que en zonas del departamento de Tacuarembó los camiones no puedan superar los 15 kilómetros por hora de velocidad. Esto ocurre, por ejemplo, debido al mal estado de las rutas 20 y 59, en las cercanías del paraje Zamora, en el centro de Tacuarembó donde hay grandes bosques de eucaliptus, explicó Blanco. La situación vial en esa zona es «calamitosa», dijo el empresario. Según Blanco, una velocidad razonable promedio sería 60 kilómetros por hora.

La empresa y el sindicato negociaron ayer y acordaron un cuarto intermedio hasta hoy. De todas formas, el Sindicato Único del Transporte de Carga y Ramas Afines (Sutcra) planteó alternativas porque entiende que hay rutas en mejores condiciones que se podrían utilizar. Muchos de los choferes viven en Fray Bentos y consideran que la propuesta de las empresas equivale a mudarse de domicilio. Consideran innecesario tener que realizar un cambio así por tener que hacer un viaje de 700 kilómetros..

Blanco, sin embargo, entiende que la propuesta apunta a garantizar la seguridad de los trabajadores y en ningún caso supone que conduzcan más de 15 días al mes. El empresario destacó que la remuneración mensual de los trabajadores oscila entre $ 40.000 y $ 50.000 y que en el sector se paga productividad. Las empresas, señaló, se vieron sorprendidas por las medidas sindicales que se adoptaron cuando había una negociación en curso. Un comunicado de la asociación de los transportistas señala que «las características del transporte, la ubicación de los montes, las condiciones de la infraestructura vial, las procedencias de nuestros choferes, las condiciones climáticas y las necesidades de productividad, implican que la planificación sea extremadamente dificultosa para satisfacer las necesidades de todas las partes y mantener la sustentabilidad del sector».

UPM sigue con preocupación la situación. Matías Martínez, su gerente de comunicación, dijo a El País que «UPM está a la espera de una pronta solución en los ámbitos correspondientes de acuerdo con el marco normativo vigente ya que la empresa tiene compromisos asumidos de exportación de celulosa».

La empresa fabricante de celulosa radicó una denuncia penal la semana pasada en el departamento de Río Negro por este tema. El gerente de Logística de UPM, Mauro Real de Azúa, dijo que «vemos con profunda preocupación la medida de un grupo de choferes que impide desde el pasado martes el ingreso de materia prima a la planta; UPM se ve perjudicada y es rehén de una negociación entre terceros, en este caso algunos representantes de Sutcra y la patronal de transporte de carga», indicó. «La denuncia se radicó aportando pruebas notariales constatando que había choferes que querían ingresar a la planta con madera y un pequeño grupo no les permitió el acceso», señaló Real de Azúa. El conflicto «hace peligrar la normal producción de celulosa y configura una pésima imagen para nuestro país», consideró.

Por su parte, el director de Trabajo, Luis Romero, dijo a El País que tiene «la cuasi certeza» de que se llegará a un acuerdo entre las partes cuando el sindicato responda hoy los planteos de las empresas transportistas. «Tenemos un convenio vigente y consideramos importante que las partes continúen conversando hasta último momento sin tomar medidas», sostuvo Romero. «Hay algunos problemas derivados de las horas de manejo y de que hay carreteras que no están en condiciones para que se vaya sobre ellas como en un avión», admitió.

 

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *